Salud

Te contamos cómo cuidarse de los efectos nocivos del sol y aprovechar la vitamina D

Horas adecuadas y cuidados en la exposición, así disfrutarás sin consecuencias a futuro

Las restricciones de ir a los parques, a las playas, y a cualquier lugar abierto a disfrutar del aire y el sol por la pandemia de la Covid-19 ya son cosas del pasado.

La vacuna ha permitido que volvamos a respirar el aire, disfrutarlo, con la protección de bioseguridad requerida, y a sentir la sensación de calor y bienestar que nos dan los rayos del sol.

Pero la exposición al sol no es cualquier cosa, requiere de horas adecuadas y de cuidados de la exposición a los rayos solares que pueden ser muy dañinos para la piel.

Lo que debemos conocer

Según la Red Nacional de Dermatología de la Fundación Dr. Jacinto Convit en Venezuela, lo principal que debemos conocer es que la radiación solar tiene un papel fundamental en la síntesis de vitamina D.

Además, permite la absorción del calcio, muy importante a su vez para la formación y la salud del hueso, sobre todo en la mujer.

Sin embargo, los riesgos de hacerlo en exceso o en horarios de mucha radiación pueden acarrear males mayores como padecer cáncer de piel.

Los consejos al pie de la letra

Consultamos con el dermatólogo Francisco Rodríguez, quien hizo recomendaciones para saber cuál es la mejor manera de aprovechar las vitaminas que nos proporciona la luz solar, pero también cómo cuidarse de los efectos nocivos.

Evitar la exposición al sol entre las 10:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía.

En el caso de que sea inevitable, “usar ropa que cubra la mayor superficie posible del cuerpo, usar sombreros y lentes con protección UV”.

Usar protector solar en los momentos que te vas a exponer al sol y en la hora que sea. Es importante que la crema o gel que uses “sea de amplio espectro con factor de protección de al menos 30″.

Se aconseja aplicarlo “de manera generosa en la piel 20 o 30 minutos antes de la exposición”. Rodríguez enfatiza que debemos también aplicarlo en zonas como el cuello y las orejas.

“Si hay excesiva sudoración o deciden sumergirse en el agua, hay que nuevamente aplicarse el protector”, precisa.

Ir constantemente a la playa es inadecuado. Muchas personas lo hacen para mantener el bronceado. “Cuidado, eso puede acelerar el envejecimiento de la piel y por ende mayor riesgo al cáncer de piel”.

La vitamina D

Según Francisco Rodríguez lo ideal para obtener la síntesis de vitamina D es una exposición controlada de 15 minutos tres veces por semana.

Recomienda que solo con dejar al descubierto los brazos, las piernas y parte de la espalda es suficiente para lograr que se active la vitamina.

Dice que no es necesario que el sol impacte en la cabeza y el cuello. “Allí se puede utilizar gorro y anteojos y aplicar protección solar”.

La idea no es privarse de la exposición al sol, sino ser prudentes y seguir las indicaciones para aprovechar sus beneficios y mantener una piel sana.

Tags

Lo Último


Te recomendamos