Psico

Las mujeres fuertes saben que el éxito llega cuando dejas de darle gusto al mundo

Salma Hayek, Selena Gomez y Adele nos han dado grandes lecciones sobre alcanzar la cima

La sociedad nos ha hecho creer que debemos seguir un manual que nos dice cómo ser perfectas y exitosas sin embargo, se ha convertido en una forma de atar nuestras alas.

Y es que cargamos con un enorme peso entre la presión de lo que deberíamos ser y el sentir que nunca somos suficientes.

Es momento de dejar de vivir dándole gusto a todos porque al final, siempre habrá algo que nos critiquen.

No, no tenemos fecha de caducidad ni tampoco un tiempo para alcanzar nuestras metas. Cada quien tiene su definición de éxito y cada quien llega a la cima a su modo.

Cuando Salma Hayek llegó a los Estados Unidos, ya era una estrella consolidada en México. Sin embargo, aquella ya no era su zona de confort, por lo que se enfrentó a obstáculos que la hicieron dudar de su decisión.

La actriz recibió su estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood y aprovechó la ceremonia de develación para dar un poderoso mensaje,

“Recuerdo que una vez fui al cine y alguien me dio golpes en la parte de atrás de mi butaca y me dijo: ‘Mexicana, no te sientes delante de mí. Vuelve a tu país’. Recuerdo que otra vez estaba haciendo fila en una cafetería y alguien me agarró del brazo, me sacó de la fila y me dijo: ‘No voy a hacer fila detrás de una mexicana’”, dijo. “¿Por qué les cuento esta historia? Porque cada vez que pienso en Hollywood Boulevard eso es lo que recuerdo. Y la verdad es que esa noche cuando me fui a casa me dije: ‘¿Qué estoy haciendo aquí? Nadie quiere que esté aquí. Casi me matan hoy’”.

Aunque siempre han puesto en duda su talento y su fama por sus raíces mexicanas, ella nunca permitió que nadie la hiciera menos y demostró que no tiene que ser como todos esperan para ser plena.

Otra famosa que está dando de qué hablar es Selena Gomez pues recientemente recibió su primer nominación al Grammy por el su disco Revelación, el cual contiene canciones en español. La cantante pasó por tiempos muy difíciles, entre el lupus que padece y la ansiedad y depresión que esto le desató.

Pero ella resurgió como Ave Fénix y se atrevió a salir de su zona de confort, demostrando que no tiene que darle gusto a nadie. Ella tiene la clave del éxito en sus manos pues es una mujer fuerte que ha luchado y se ha mantenido firme con lo que le apasiona.

“¿¡Me estás tomando el pelo!? ¡Revelación está nominada a un GRAMMY! Este proyecto es tan especial para mí por muchas razones y no podría haberlo hecho realidad sin este increíble equipo de personas a mi lado. Siempre estaré agradecido con todos y cada uno de ustedes y por supuesto MIS FANS”, escribió.

la única forma de alcanzar el éxito es a través de premios y reconocimientos. Si eres atleta, debes aspirar a la medalla de oro, si eres actor, debes llevarte el Oscar y si cantas, debes tener un Grammy en tus manos. No importa si esas figuras han sido seleccionadas entre los mejores del mundo o si están en las nominaciones al lado de otros talentos, serán ganadores cuando se lleven ese premio tangible a casa.

Por supuesto no podía faltar Adele como ejemplo de fortaleza y éxito. Ella estuvo ausente durante mucho tiempo pero finalmente regresó con uno de sus discos más personales y maduros.

No sólo habló de lo que vivió con su divorcio sino también de sus miedos por no ser suficiente buena madre para su hijo.

Adele demostró que no hay nada más poderoso que ser sincera consigo misma y con su público, sin miedo al qué dirán. También se convirtió en una inspiración al transformarse por completo, dejando claro que sólo ella tiene las riendas de su vida.

“Este álbum es autodestrucción, luego autorreflexión y luego una especie de auto redención. Pero me siento preparada. Realmente quiero que la gente escuche mi versión de los hechos esta vez”, dijo a Vogue.

Tags

Lo Último


Te recomendamos