Salud

Las propiedades de incorporar a la dieta alimenticia la ingesta de frutos secos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su inclusión en el marco de una dieta saludable.

Proteínas, grasas saludables, fibra, esteroles naturales, antioxidantes, y muchas vitaminas y minerales tienen los frutos secos.

Aun cuando existe el estigma por el contenido en grasas, entre un 50 y un 70 por ciento, y su densidad energética, 160 o 180 kcal por cada 100 gramos, los frutos secos tienen más beneficios para la salud de lo que nos podemos imaginar.

Según un estudio realizado por Mayo Clinic, los frutos secos “ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL, bajan los triglicéridos, disminuyen la coagulación de la sangre y mejoran la salud de los vasos sanguíneos”.

Para quienes se preocupan por el contenido de grasa, la que contienen los frutos secos son “buenas”; es decir, “monoinsaturadas y poliinsaturadas”.

Además son una excelente fuente de nutrientes esenciales, aportan un elevado contenido de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E.

Por todas las propiedades que tienen, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su inclusión en el marco de una dieta saludable.

Incluidas en la dieta alimenticia

Una investigación publicada en The New England Journal of Medicine, desprende que incorporar 30 gramos de frutos secos, al menos la mitad de ellos nueces, “reduce en 30 % el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y, concretamente, disminuye en 49 % la posibilidad de sufrir un ictus o accidente vascular cerebral”.

La Universidad de Barcelona, España publicó en Journal of Proteome Research, otro estudio donde aseguran que “las personas con síndrome metabólico que incorporan a su dieta nueces y almendras experimentan, en un plazo de 12 semanas, un aumento importante de los niveles de serotonina”.

El doctor Salomón Jakubowicz explica que la serotonina “mejora la transmisión de señales nerviosas, reduce la sensación de hambre, disminuye la concentración de sustancias relacionadas con la inflamación, combate la obesidad abdominal y la hipertensión”.

Además, mejora la salud cardíaca y nos pone de buen humor. A continuación te explicamos cuáles frutos secos son adecuados por sus propiedades.

Nueces

Es rica en fibra, calcio, hierro, cinc, vitamina B6, folato, y ácidos grasos omega 3. Protege de cardiopatías e infartos. Reduce los niveles de colesterol malo ya que el 75 % de sus grasas son mono saturadas, las más saludables. Recomiendan no cocinarlas porque pierden la mayoría de sus beneficios.

Almendras

Son una fuente de calcio, por lo que es beneficiosa para tener dientes y huesos fuertes. Es una fuente de proteínas que tiene más fibra y más presencia de vitamina E que cualquier otro fruto seco. Es recomendada para mantener el peso a raya.

Avellanas

Tiene alta presencia de grasas no saturadas, que protegen el corazón. Al igual que las almendras son ricas en vitamina E y eso potencia la salud de la piel. Además tiene ácido oleico, el ácido graso que ayuda a reducir la presión sanguínea.

Cacahuetes

Es el más popular de los frutos secos y un antioxidante anti cancerígeno. Además, contiene un elevado nivel de grasas mono saturadas buenas y son una excelente fuente de proteína. Pierden toda su propiedad cuando lo comen salado.

Pistachos

Tiene tres veces más vitamina B6 (el nutriente que ayuda a convertir la comida en energía y a formar hemoglobina) que cualquier otro fruto seco. Su elevado contenido en vitamina B6 ayuda a las mujeres a mantener sus hormonas equilibradas y beneficia a los hombres que padecen disfunción eréctil.

Tags

Lo Último


Te recomendamos