Psico

Adele nos recuerda que nunca debemos quedarnos en una relación complaciente

La canción ‘Woman Like Me’ de Adele tiene un mensaje poderoso sobre no conformarse en una relación

Han pasado cinco años desde que Adele lanzó su último álbum de estudio, con el cual hizo que «Hello» sonara por todas partes. Pero la espera ha valido la pena y ahora el álbum 30 ya está acaparando los primeros lugares de popularidad.

Si algo nos queda claro es que no importa cuánto tiempo pase, ella siempre siempre tiene el éxito asegurado con sus canciones melancólicas. Su regreso reafirma por qué es una de las mujeres más importantes de la industria musical.

“Este álbum es autodestrucción, luego autorreflexión y luego una especie de auto redención. Pero me siento preparada. Realmente quiero que la gente escuche mi versión de los hechos esta vez “, dijo la cantante en su entrevista con Vogue.

Tal y como anticipó, se trata de un álbum repleto de historias personales sobre lo que vivió durante sus años de ausencia, desde el divorcio de Simon Konecki y el acercamiento que tuvo con su hijo Angelo tras quedarse sola, hasta el momento en el que casi sucumbe al alcohol.

Y mientras que Easy On Me ya suena por todas partes, la cantante sorprendió con otras canciones en la lista como Woman Like Me, en la que habla del estancamiento que sufrió en su relación y cómo fue un punto de quiebre en su relación.

“Me estás alejando, dame una razón para quedarme. Quiero perderme en ti, pero no así. No creas que entiendes muy bien a quién tienes en tus manos. ¿Cómo no puedes ver lo bueno que soy para ti?”, reza la letra.

Adele

Adele no tiene miedo de lo que la gente piense de sus canciones pues para ella ha sido un viaje de sanación. El divorcio, sumado a la muerte de su padre y la angustia por no ser una buena madre, fue un trago muy amargo en su vida, tanto que entró en una crisis que la llevó a beber.

En la canción, la británica revela que su relación con Simon se estancó

Ella menciona la palabra complacencia algo que puede poner el peligro cualquier relación. Ésta lleva a que una o ambas partes entran en una zona de confort y falsa seguridad que hace que sientan que no necesitan esforzarse más.

“La complacencia es el peor rasgo que se puede tener, ¿estás loco? Nunca has tenido, nunca has tenido una mujer como yo. Es tan triste que un hombre como tú pudieras ser tan vago. La consistencia es el regalo para dar gratis y es clave. Para siempre, para mantener a una mujer como yo”

Y aunque pareciera que la complacencia es encontrar un equilibrio y tranquilidad, en realidad es el camino hacia la frustración y el resentimiento.

Debido a que la complacencia tiene un componente de apatía, llega un punto en el que das al otro por sentado y con el tiempo se vuelve algo monótono y superficial.

En consecuencia, uno o ambos socios pueden comenzar a buscar lo que falta en su relación en el exterior, lo que lleva a la infidelidad. También pueden aceptar la relación insatisfactoria tal como es y optar por sufrir, cayendo en un gran vacío emocional.

“Todo lo que haces es quejarte de las decisiones que tomas. ¿Cómo puedo ayudarte a levantarte si te niegas a activar la vida que realmente deseas? (...) Por eso crees que te hago sentir pequeño... Pero esa es tu proyección, no es mi rechazo. Puse mi corazón en juego por primera vez Porque me lo pediste y ahora te fuiste y cambiaste de opinión”, canta Adele.

Mientras que la letra nos advierte el no caer en esa complacencia, Adele nos recuerda lo poderosas que somos y que nunca debemos hacernos menos ni conformarnos por nadie.

Tags

Lo Último


Te recomendamos