Psico

Cómo tener una relación sana contigo misma: deja de ser tan exigente y ámate

Trabaja tu amor propio y date cuenta de lo hermosa y valiosa que eres

Tener una relación sana con nosotras mismas es uno de los mayores retos de la vida, aunque parezca increíble.

Y es que siempre tendemos a exigirnos, a quejarnos de lo que no tenemos o no somos, y compararnos con las demás.

Esto hace que tengamos una relación terrible con nosotras mismas, pues nos odiamos, reprochamos, y nos hundimos en la depresión.

Si bien es cierto que muchas veces las demás personas emiten críticas sobre nuestro cuerpo o físico que nos hace sentir mal, es importante trabajar en nosotras mismas, pues muchas veces somos nuestras peores enemigas.

Por eso, es importante sanar, y mejorar tu relación contigo misma, para que puedas ser una mujer segura, confiada, y, sobre todo, que se ame y se valore.

Claves para dejar de ser tan exigente contigo misma y aprende a amarte

Mírate al espejo cada mañana

Lo primero que debes hacer para comenzar a amarte y aceptarte es mirarte al espejo cada mañana y decirte algo lindo.

Frases como “eres hermosa”, o “que curvas tan lindas” son algunas de las que te debes decir mientras te miras, para que aceptes tu físico y tu belleza, y comiences a valorarte.

Deja de compararte con otras mujeres

Esto es fundamental para que comiences a amarte y tengas una relación sana y valiosa contigo misma, y es que nunca vas a avanzar si te comparas con otras mujeres.

Cada cuerpo, rostro, y cabello es único, así que no debes compararte con nadie más, deja de ver a otras, y comienza a valorar lo que eres y tienes.

Enfócate en lo que tienes y no en lo que no

Muchas veces nos enfocamos tanto en lo que no tenemos y quisiéramos, que dejamos de lado nuestros atributos.

Por eso, es importante que dejes de enfocarte en lo que no tienes, y realces todo lo positivo que hay en ti, cada cualidad es poderosa y te hace diferente y especial, así que ámate.

Tags

Lo Último


Te recomendamos