Psico

Estas son las señales de que ya no estás enamorada y debes terminar la relación

No pierdas el tiempo en una relación infeliz

¿Dónde quedó el felices para siempre? En los cuentos de nuestra infancia, al crecer nos damos cuenta de que la vida en pareja no siempre es como esperamos y a veces, lo mejor es terminar la relación.

Sin embargo, el corazón actúa de maneras misteriosas al igual que nuestra mente, es por eso que aunque sintamos que ya las cosas no son lo mismo, siempre está el temor de tomar un paso del cual podemos arrepentirnos.

Es por eso que en este artículo te mostraremos algunas señales para identificar que simplemente ya no estás enamorada y es mejor terminar la relación.

Desánimo después de un periodo de tiempo sin verse

Algo tan sencillo como sonreír cuando ves a tu pareja luego de una larga jornada de trabajo se puede volver una fantasía para los que ya no están enamorados.

Si sientes desánimo cuando tu pareja llega a casa o a veces sientes que disfrutas más estar en la oficina que en tu propio hogar, son síntomas claros de que ese amor que sentías se fue hace un largo tiempo.

Cuando la llama se perdió y no hay forma de recuperarla

No es perder el apetito sexual, simplemente es no querer hacerlo con tu pareja actual, sentirte deseosa y necesitada y, al mismo tiempo, preferir autocomplacerte a escondidas o soportar las ganas son indicios claros de que todo está mal.

Cuando dejamos de sentir amor por una persona, todo cambia, su sola presencia nos molesta, deprime o fastidia, es por eso que, paradójicamente, nuestro acompañante es la última persona con la que deseamos intimar.

Ya no soportas el contacto físico

Esta vez no hablamos de sexo, simplemente nos referimos a que algo tan esencial como un abrazo, un beso en la mejilla o hasta una caricia puedan significar nada para ti.

Hay de terminar la relación si llega el punto en el que ni un beso te provoca recibir, pues es una clara señal de que a la hora de dormir, la cama se convierte en el terreno de dos naciones en guerra con una trinchera imaginaria en el medio.

No tienes interés en saber nada de tu pareja

En el pasado, si tu pareja tardaba en llegar o no respondía tus mensajes era normal que te preocuparas o quisieras saber dónde y cómo está.

Pero las cosas cambiaron, llega un punto en donde te sientes libre con la casa para ti sola y no te importa dónde está ni a qué hora llega.

De hecho, en el fondo desearías que ni siquiera volviese ese mismo día para sentirte libre.

Si llegas a sentir esta sensación, es claro que las cosas llegaron a un punto muerto en donde no hay vuelta atrás y lo mejor es terminar la relación.

Por mucho que duela al principio y sientas que el tiempo pasó y ahora vuelves a estar sola, recuerda que es mucho mejor sentirte libre y en paz contigo misma que estar encerrada en un compromiso sin amor, estabilidad ni futuro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos