Salud

“Viviendo bien crecemos”, un llamado a la población por el Día Mundial de las Personas de Talla Baja

Sociedad de Endocrinólogos Pediatras en Ecuador anuncia campaña para la población y comunidad médica.

Por el Día Mundial de las Personas de Talla Baja, la Sociedad Ecuatoriana de Endocrinología Pediátrica (SEDEP), anuncia la campaña “Viviendo bien crecemos”, iniciativa que hace un llamado a la comunidad médica y la población para atender oportunamente los trastornos del crecimiento.

“Hay un tiempo para todo, y el crecimiento es una etapa única e irrepetible en la vida de los niños”, señala la doctora Johana Acosta, presidente de la SEDEP, quien invita a las familias a no descuidar la alimentación, las jornadas de sueño y los controles médicos periódicos.

Mitos acerca de esta condición

Durante el conversatorio de lanzamiento de la campaña, dirigido a los medios de comunicación, subespecialistas en endocrinología pediátrica a nivel nacional hablaron sobre los mitos y realidades en torno a la talla baja, así como los desafíos ante la pandemia.

“Tenemos que hacer una reflexión y tratar de incidir en actividades como la alimentación y las horas de sueño, que con la pandemia se han visto muy afectadas y son factores fundamentales en el crecimiento. Debemos volver a encaminar todos esos aspectos para el correcto desarrollo de los niños”, asegura la doctora Johana Acosta.

Por su parte, la especialista Ketty Cevallos indicó que lo correcto es identificar los signos y remitir al especialista. “No hay que creer en mitos. No es verdad que las niñas después de su primera menstruación se detengan en su crecimiento, como tampoco que suministrar vitaminas y minerales fuera de los requerimientos logre que los niños crezcan más, o que practicar cierto deporte contribuya a alcanzar una mayor estatura. Visitar al especialista y seguir sus recomendaciones si se observa algún déficit en el crecimiento es lo adecuado y a lo que instamos a todos los ecuatorianos”.

Es por esto que, detectar este padecimiento a tiempo, es fundamental para evitar efectos más graves, teniendo en cuenta que en Ecuador es posible brindar tratamientos eficaces, cuando se detecta a tiempo un déficit de hormona de crecimiento en los niños.

Dentro de los procedimientos que han sido investigados, aprobados y se ha demostrado que son efectivos, se encuentran los tratamientos hormonales y programas terapéuticos, “los cuales se recomienda deben tener una duración mínima de 1 año para observar los cambios”, resalta Acosta.

Dificultades de esta patología

Entre las patologías asociadas a la talla baja están las alteraciones cardíacas, infertilidad, retraso en el desarrollo del cerebro, desafíos en el aprendizaje y otras anomalías en la formación de varias partes del cuerpo. Además, los niños que padecen esta condición,

Frecuentemente, pueden experimentar problemas de socialización e integración.

Actualmente, el sistema de salud público cuenta con varios hospitales que tratan la talla baja en el país; uno de ellos es el Hospital General del Norte de Guayaquil IESS Los Ceibos, desde su creación, su programa especializado en talla baja ha brindado atención a más de 300 niños y hoy en día trata a 120 pacientes provenientes de todo el país.

El director de la Clínica, Dr. Carlos Solís afirma que no solo se trata de la estatura, sino que va más allá de esto, “¿Qué son 5 centímetros? Puede que para la mayoría de nosotros no sea mucho, pero para un niño con trastorno del crecimiento puede significarlo todo. El déficit de esta hormona está ligada a los huesos, así como también al desarrollo cerebral y sexual. No solo son unos centímetros menos, se trata del desarrollo integral del individuo”, destaca Solís

Tags

Lo Último


Te recomendamos