Pareja

Terminar una relación cuando dejas de compartir metas con el otro es un acto de amor propio

Toda relación puede tomar caminos diferentes en el momento más inesperado y es mejor salir de ahí

Una reciente entrevista de Martha Higareda con Yordi Rosado sigue dando mucho de qué hablar en redes sociales por los temas que se tocaron. La actriz habló de lo que significó divorciarse así como las razones que la llevaron a tomar aquella decisión.

La actriz de “No manches Frida”, confesó que aunque se casó muy enamorada del actor Cory Brusseau, llegó un momento en el que sintió que algo “no conectaba”.

“Muchas cosas que tienen que ver con valores, muy básicos de cómo criar a los hijos, no coincidimos y yo me vine a enterar hasta la luna de miel, ahí fue donde comenzaron todas estas conversaciones... No coincidimos en estilo de vida y sobre todo en ciertos valores”

—  Martha Higareda

Aunque tuvieron varios años de noviazgo, Higareda reveló que los problemas con Cory empezaron desde la luna de miel pero que trabajaron en intentar reconstruir su relación. Tres meses después, se divorciaron y aunque de principio fue un golpe duro para ella, supo que había sido lo mejor.

“Yo tengo muchas ganas de tener hijos, de tener una familia, pero si no hacemos match en esto, no quiero traer niños al mundo y después que no ‘matchemos’, eso se me hace muy irresponsable. En su momento yo me sentía la más fracasada, pero ahora sé que se requiere de mucho valor para decir: ‘No’”

—  Martha Higareda

Cuando tus metas dejan de ser compatibles con tu pareja

Las películas y libros de amor nos ha acostumbrado a creer que para tener una relación perfecta, basta con tener una química que hace que dos personas quieran estar con la otra todos los días, a todas horas.

Creemos en el llamado «hilo rojo del destino», el cual según creencias populares, nos ata a cierta persona con la que estamos destinados a estar.

Sin embargo, entre tantos cuentos de hadas, olvidamos esa parte de realidad que implica construir un futuro juntos a partir de metas en común. Es entonces cuando las decisiones que parecen “más simples”, adquieren un significado mucho más profundo.

Los seres humanos somos tan cambiantes que no es de extrañarse que con el tiempo replantees ciertas metas según vas alcanzando otras o enfrentando dificultades que te obligan a cambiar el rumbo.

Quizá has estado en una relación que de principio parece cumplir con todo lo que te enseñaron sobre el amor verdadero y de pronto, cuando menos lo piensas, dejas de sentir esa conexión.

A veces nuestras expectativas respecto al futuro cambian, nuestras metas se transforman y surgen oportunidades inesperadas que cambian nuestra forma de pensar. Y cuando todo eso cambia, dejamos de ser compatibles con la relación que tenemos en ese momento.

Tener hijos o no puede definir si una relación continúa o no

Las mujeres vivimos bajo una presión constante en torno al tema de la maternidad. Desde niñas se nos dice que nacimos para ser madres y que los hijos son el regalo más precioso. Independientemente de si los quieres o no, es un hecho que hay un tope para concebir, al menos de forma natural.

Para Martha Higareda, el divorcio de Cory, su deseo de ser madre y el ver el tiempo pasar, la llevó a tomar la decisión de congelar sus óvulos.

“Yo quiero tener hijos y voy a empezar a sentir que tengo este reloj biológico que me va a estar presionando porque yo crecí con una familia súper grande y nada más me emociona en la vida, claro me emociona hacer películas, pero tengo muchas ganas de ser mamá”

—  Martha Higareda

“Fui al doctor a congelar mis óvulos y creo que es importante que muchas mujeres hagan eso para que te quites esa presión y para que cuando salgas a la vida a buscar a tu pareja no estés buscando al papá de tus hijos”, comentó la actriz.

Cuando tú y tu pareja comienzan a tener visiones diferentes para el futuro, puede hacer que tu corazón se altere. Puede hacerte cuestionar todo y hacerte sentir que es momento de tomar tu propio rumbo.

A veces pueden llegar a un acuerdo y encontrar el balance que hará que las cosas funcionen para ambos como pareja. Una buena comunicación y empatía por parte de ambos puede ser la clave para definir qué pasará a futuro y si es que pueden seguir juntos. Y es que puede haber amor de por medio pero hay situaciones que pueden hacer que terminar se convierte en la mejor opción.

Hay muchas emociones involucradas en cualquier relación, pero cuando se trata de seguir tus sueños, no debes sentirte culpable por tomar la decisión que mejor te convenga. Hacerlo, es un acto de amor propio, no una condena.

Tags

Lo Último


Te recomendamos