logo
Niño y madre / PexelsDía Internacional del Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad: ¿Cómo reconocerlo?
Psico 13/07/2021

Día Internacional del Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad: ¿Cómo reconocerlo?

En el Día Internacional del Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad, te contamos cómo reconocerlo y los tratamientos que se pueden realizar

Que se le queden las cosas, que no ponga atención en clases, que no alcance a terminar lo que debe hacer por falta de organización y que no pueda estar quieto mucho rato, son algunas de las señales más clásicas de un trastorno que puede afectar a grandes y chicos y que, muchas veces, es incomprendido: el Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad (TDAH).

Cada 13 de julio, se conmemora el Día Internacional del Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad. Según explica la neuróloga infantil de Clínica Universidad de los Andes, Alejandra Hernández, “esta condición es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta. El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes como la dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo”.

Los factores que pueden estar involucrados en el desarrollo del trastorno por déficit de atención e hiperactividad incluyen la genética, el medio ambiente o problemas con el sistema nervioso central en momentos clave del desarrollo.

¿Cómo reconocer el TDAH?

Los síntomas comienzan antes de los doce años y pueden incluir:

Falta de atención:

  • Poca capacidad para prestar atención a los detalles
  • Dificultad para mostrar interés cuando se le habla directamente
  • Dificultad para permanecer concentrado en tareas o juegos
  • Dificultad para seguir instrucciones
  • Problemas para organizar tareas y actividades
  • Evita las actividades que requieren un esfuerzo mental

Comportamiento hiperactivo-impulsivo:

  • Habla demasiado
  • Dificultad para estar quieto o sentado en la sala de clases o en otras situaciones
  • Va de un lado para otro o trepa en situaciones no apropiadas
  • Problemas para jugar o realizar actividades tranquilas
  • Dificultad para esperar su turno
  • Interrupción de conversaciones, juegos o actividades de otros

Tratamientos para el TDAH

La doctora Hernández afirma que el tratamiento del Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad es multidisciplinario e incluye varios pilares.

A cargo de neurología (adulto y pediátrico), psicología (adulto y pediátrico), psicopedagogía y terapia ocupacional:

Manejo conductual:

  • Enseñar al menor a mejorar el autocontrol
  • Técnicas de resolución de problemas
  • Trabajar la atención sostenida
  • Aprender a estructurar las tareas

Manejo de la tolerancia a la frustración Apoyo a los padres y profesores:

  • Educación acerca del tema
  • Apoyo a los padres para implementar normas en la casa
  • Apoyo a los profesores para implementación de estrategias en la sala de clases
  • Hacer hincapié en refuerzo positivo y mejorar la autoestima

Apoyo farmacológico:

  • Psicoestimulantes: son un gran pilar de tratamiento con un mecanismo de acción definido y conocido, no producen dependencia, ni aumentan el riesgo a adicciones. En general, es bien tolerado por los pacientes.
  • Terapia natural: en ocasiones, el uso de Omega 3 en altas dosis puede mejorar la concentración, pero la respuesta es de menor eficacia. Las infusiones, hierbas y flores de Bach no han demostrado utilidad en publicaciones científicas.

“Es importante mencionar que el buen pronóstico del TDAH está relacionado con relaciones familiares estables y protectoras, hábitos saludables y consistentes, figuras significativas ejemplificadoras (predicar y practicar) y tratamiento multiprofesional oportuno”, sostiene la neuróloga infantil de Clínica Universidad de los Andes.