logo
Ejercicios sencillos de menos de un minuto para ayudarte con la ansiedad y el estrés
Psico 10/05/2021

Ejercicios sencillos de menos de un minuto para ayudarte con la ansiedad y el estrés

Te presentamos algunas herramientas que te ayudarán a reducir los ataques de ansiedad.

La ansiedad y el estrés son dos de los grandes males de la humanidad. Combinados los dos pueden causar estragos en el organismo y en sus estados más crónicos hasta la muerte.

¿Qué es la ansiedad? Es una emoción, y trastorno, que se experimenta en situaciones en las que una persona se siente amenazada por un peligro externo o interno y que resulta difícil encontrar la respuesta adecuada. En simples palabras, primero: te preocupas, luego te estresas y, por último, te sientes incapaz de reaccionar adecuadamente.

Los expertos en tratamientos contra la ansiedad aseguran que uno de los disparadores de este trastorno mental es siempre anticipar y planificar el futuro.

Y es que intentar resolver problemas que todavía no han ocurrido puede desencadenar una crisis grave de ansiedad y estrés, en especial, en las mujeres.

Síntomas de la ansiedad

Existen ciertos síntomas “universales” y genéricos que suelen repetirse cuando sufres una crisis de ansiedad.

Los síntomas más frecuentes son los siguientes: palpitaciones, angustia, sensación de ahogo, miedos, sudoración constante, obsesiones, ideas y pensamientos destructivos, inestabilidad emocional e, incluso, hasta miedo a la muerte.

Ejercicios de un minuto

Ahora si sufres constantemente de ansiedad y estrés existen una serie de ejercicios sencillos que te ayudarán a bajar en poco tiempo los niveles de preocupación.

Acá te presentamos algunas herramientas que te ayudarán a reducir los ataques de ansiedad:

Controla la respiración

En una crisis de ansiedad, uno de los síntomas más críticos es el de la hiperventilación.

Un exceso de oxígeno que se introduce al respirar más agitadamente puede provocar sensación de mareo y ahogo.

Un buen truco es controlar la respiración, alargando las espiraciones. Un ritmo de dos segundos de inspiración y cuatro de espiración es óptimo para reducir un fuerte ataque de ansiedad. Puedes emplear este ejercicio en un minuto y hasta dos si así lo deseas.

Recuerda los momentos felices

Trata de recuperar sensaciones agradables. Viajar o recordar con la imaginación es genial.

Este es un ejercicio bastante positivo y divertido. Se trata de recuperar sensaciones agradables. Viajar o recordar con la imaginación es genial.

Bombardear la mente de recuerdos felices puede activar la mente y relajar el cuerpo en cuestión de minutos.

Recordar momentos felices del presente o de la infancia sólo te robará unos segundos y puede ayudarte a relajarte rápidamente.

Una técnica de relajación rápida consiste en seleccionar un hermoso momento y, cada vez que lo recuerdes, realizar tres respiraciones profundas seguidas mientras sientes cómo se van relajando todos tus músculos.

El poder de la meditación

Siéntate en una postura cómoda, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración.

Este es uno de los ejercicios más prácticos del mundo.

Siéntate en una postura cómoda, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Es probable que tu mente se vaya a otra parte varias veces durante ese minuto. Es normal.

Al cabo de 60 segundos te encontrarás mucho más relajada. No es fácil este ejercicio si tienes miles de pensamientos en la cabeza, pero a medida que practiques más seguido te resultará más fácil conseguirlo.

Mueve el cuerpo y actívate

Practicar deporte es otra buena forma de combatir la ansiedad y sentirte más positiva.

Sólo tienes un minuto, así que empléate a fondo. Haz una tanda de sentadillas, ponte a correr, haz flexiones. Selecciona  una actividad física que no exija demasiada concentración. Verás que en muy poco tiempo aliviarás tensiones.

Un saludo al sol

Una de las posturas del yoga más famosas del mundo y con un gran poder en el cuerpo y la mente: el saludo al sol.

Disciplinas como el yoga y el tai chi son grandes aliadas para aliviar el estrés, la ansiedad, tensiones y así relajarte.

Si no dispones de tiempo para llevar a cabo una rutina completa, haz un saludo al sol de un minuto. Eso te puede ayudará a despejar tu mente, cuerpo y espíritu.

Descubre cómo hacer un saludo al sol. Es bastante sencillo y estimulante.

La música

Toma un minuto para escuchar música relajante o canciones que te hacen feliz.

Toma un minuto para escuchar música relajante o canciones que te hacen feliz.

Las melodías tienen el poder tranquilizante y de amansar a los pensamientos negativos que rondan por tu mente.

Los expertos sostienen que mediante las frecuencias sonoras contenidas en la música es posible sanar y mejorar el cuerpo humano.

Una canción en frecuencia de 432 hertzios puede tener efectos muy positivos sobre la conciencia.

Mas de este tema:

Rutinas para realizar abdominales de pie

Conoce los beneficios del cardio box

Razones por las que debes incluir las sentadillas en tu rutina

Te recomendamos en video: