logo
/ Pinterest
Wellness 22/04/2021

Perdonar tus errores es lo más complicado de hacer, pero te hará un alma libre

Es un desafío emocional que te obliga a dejar atrás el autocastigo y tu ego para sanar.

Perdonar los errores de los demás es complicado, pero perdonarse a uno mismo es un reto mucho mayor que muchas veces parece misión imposible con tanta culpa, tristeza, decepción y frustraciones que cargamos.

Requiere tiempo poder ejecutar ese proceso introspectivo de análisis de nuestra conducta y apegos que nos mantienen anclados en el pasado, a cosas que no podemos cambiar y que solo nos restan felicidad en el presente, cuando en realidad se trata de aprender de esas experiencias de cara al futuro.

Cómo perdonarse a sí mismo y no fracasar en el intento

Muchos creen que perdonarse significa olvidar y esto no es así. Al contrario, las vivencias deben servir para transformarnos en mejores personas sabiendo qué fue lo que hicimos mal y jamás volveríamos a repetir.

Es un proceso que requiere tiempo y vivir las etapas.- Pinterest.

El primer paso es comprender que eres infalible al igual que todos, haciendo doblegar a tu ego para reconocer que eres humano y te equivocas, mientes y fracasas.

Nuestro interior de forma retorcida a veces encuentra deleite en victimizarse, sufrir y culparse, pero debemos cambiar esto con diálogo interno.

Asimismo, debes aceptar lo que pasó. Según el portal Buda Feliz, esto es independiente de si eres el agresor o el agredido. Debes darte tiempo para internalizar que el pasado no va cambiar y solo te toca lidiar con las consecuencias.

Regálate la oportunidad de estar triste, meditar y pedirdisculpas.- Pinterest.

Para perdonarse hay que vivir las etapas, darte chance de llorar, estar triste, sentir arrepentimiento, rencor y lidiar con esa carga durante el tiempo que sea necesario porque no es un proceso que se hace de la noche a la mañana.

Otro consejo válido que ayudar a liberarse del peso del pasado es mirar el lado bueno de las cosas: qué aprendiste, qué llegó a tu vida, qué se fue y no te convenía, pues sin equivocaciones no hay crecimiento.

Por último, busca ayuda psicológica o espiritual de ser necesario y comprométete en lidiar con este proceso activamente y no reprimirlo pues la herida se hará mayor. Actividades como desahogarte con tus amigas, orar, meditar, leer y disculparse con los demás ayudan bastante.

Más de este tema:

Tips para que teletrabajar no sea igual a sobrecargarte con demasiados deberes

Cómo alejar los pensamientos negativos para atraer solo cosas buenas a tu vida

Tips para aprender a desconectarse del trabajo de verdad y ganar paz mental

Te recomendamos en video: