Las mujeres que aman zambullirse en el mar son las almas más libres

El mar tiene un poder sobre nosotras que nos hace sentir más libres y poderosas

No es extraño que la playa sea el primer lugar que muchas elegimos para pasar nuestras vacaciones, después de todo, el mar produce una felicidad innegable.

Durante mucho tiempo se ha pensado que zambullirse en el mar tiene muchos beneficios para la salud, no sólo a nivel físico sino también mental. 

Históricamente, los médicos recomendaban a sus pacientes que se fueran a la playa para mejorar varios males. De hecho, muchos de los tratamientos incluían agua de mar. El uso de agua de mar con fines médicos incluso tiene un nombre: talasoterapia.

Así que si eres de esas personas que disfrutan bañarse o nadar en el mar, debes saber que tienes un alma muy especial. Eres valiente, fuerte y libre; no te dejas de nada ni nadie. El mar es de respetarse y tú logras una conexión única con este que hace que fluyas como si estuvieses en una piscina de niños.

mar

Los estudios han encontrado que el mar no solo nos hace sentir relajados, sino que también cambia la química de nuestro cuerpo. Nuestra afinidad por el agua se refleja incluso en la atracción casi universal por los tonos azulados que asociamos con la calma, la apertura, la profundidad y la sabiduría. 

A través de su estudio Blue Mind: The surprising science that shows how being near, in, on, or under water can make you happier, healthier, more connected, and better at what you do. el biólogo marino Wallace J. Nichols afirma que el mar nos ayuda a oxigenar nuestro cuerpo, así como a relajar nuestra mente.

El agua del océano se diferencia del agua del río en que tiene cantidades significativamente más altas de minerales, incluidos sodio, cloruro, sulfato, magnesio y calcio, las cuales son buenas para el cuerpo.

mar

Por ejemplo, bañarse en agua rica en minerales naturales, incluso en manantiales minerales, se llama balneoterapia y se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar la psoriasis.

Las olas, los colores, el olor y hasta el sonido que emana del agua hace que nos sintamos libres de toda la energía negativa que nos consume en nuestro día a día.

Cuando estamos en el mar, nuestro cuerpo absorbe más oxígeno y regular nuestros niveles de serotonina, una sustancia que controla la ansiedad. es como si no indujera a un estado meditativo en el que nada más que ese bienestar, existe a nuestro alrededor.

Estar en un estado consciente, en el que el cerebro está relajado pero enfocado, beneficia a la mente y al cuerpo en varios niveles diferentes.

mar

Eres un alma libre que ha luchado mucho y que ya no está dispuesta a soportar más negatividad.

Tu conexión con el mar viene de que quieres limpiar toda esa toxicidad de tu vida. El agua salada concede eso y más. Ésta te protege de lo malo y se lleva las penas. Sumergirte en el agua de mar te ha enseñado a dejar que todo fluya y nada influya.

Ese espíritu libre que tienes hace que te mantengas firme a quien eres, incluso cuando estás luchando contra alguna dificultad. no necesitas que nadie te recuerde lo hermosa que eres porque lo sabes, cada vez que ves tu reflejo en el agua salada sabes que todo ese sufrimiento y esas batallas que has tenido te han hecho florecer. El mar te hace sentir poderosa y eso también te vuelve inquebrantable. Así que no dejes de zambullirte en él.

Más de este tema

Las mujeres que disfrutan observar la luna son las almas más sabias

Cuando aprendes a amarte a los 40 años, luces más bella y radiante

Aprende a perdonar incluso a quien te rompió el corazón

Te recomendamos en video