5 tips para mejorar la concentración y ser más eficiente en el trabajo y estudio

La mayoría de las veces no se trata de falta de capacidad o preparación.

Por muy inteligente y eficaces que seamos no podemos evitar distraernos con algunas cosas. Esto baja el rendimiento de nuestras tareas laborales o de estudio y resulta todo un problema. Por eso te mostramos 4 tips para mejorar la concentración y ser más eficientes.
Aunque pocos lo crean la causa por la que la mayoría de la gente se enlentece en su trabajo no es por falta de capacidad o de inteligencia. La verdadera razón son los elementos distractores que nos afectan.
Cuando no tardamos en solucionar un problema laboral o de estudios nos frustramos. Muchas veces pensamos que nos falta capacitación y hasta pensamos estudiar más sobre lo que estamos trabajando. Pero antes de hacerlo debemos meditar, qué es lo que realmente está influyendo en nuestro bajo rendimiento.

Las distracciones son la mayor causa de falta de concentración Las distracciones son la mayor causa de falta de concentración. - Agencias

Consejos para mejorar la concentración

1.- Revisa tus hábitos

Es posible que tengas hábitos que no sean favorables para mejorar la concentración. Por ejemplo, mientras estás redactando un trabajo para la oficina tienes las redes abiertas y no puedes evitar dejar lo que estás haciendo si te llega una notificación. Pero luego comienzas a ver otras publicaciones y puedes, sin darte cuenta, perder bastante tiempo de trabajo y el hilo de lo que estás haciendo.
La idea para eliminar los malos hábitos que sacan nuestra mente de lo que tiene que estar concentrada es anotar qué hacemos cada 15 minutos. Vigilemos en qué momento nos distraemos y cuáles son las causas.

Revisar las redes o tener el correo abierto puede hacerte perder el hilo de lo que estás haciendo Revisar las redes o tener el correo abierto puede hacerte perder el hilo de lo que estás haciendo. - Agencias

 

2.- Nunca copies lo que otros hacen

No creas que las formas de concentrarse son las mismas para todas las personas. A muchos les ayuda, escuchar música, por ejemplo. Pero a otros las melodías y las letras los distraen en gran manera.
No copies los métodos que otros usan para mejorar la concentración. Obsérvalos y escoge el que más vaya contigo. Ponlo en práctica por una semana y si notas que te ayuda súmalo a tus tareas. Si no encuentras ningún método no pasa nada. Tenemos más tips que pueden funcionarte.

Escuchare música es una forma que muchos usan para concentrarse, pero no funciona para todo el mundo Escuchare música es una forma que muchos usan para concentrarse, pero no funciona para todo el mundo. - Agencias

 

4. Elimina lo que no te sirve

Como te explicamos antes, a veces tenemos las redes sociales abiertas mientras trabajamos. Pero no solo eso, podemos mantener varias páginas de navegador a la vez, como nuestro correo electrónico, mientras realizamos una tarea que nada tiene que ver con él.
Sin embargo, de vez en cuando no podemos evitar echarle un vistazo y allí perdemos la concentración de una tonta manera.

También es importante poner el silencio el teléfono, por ejemplo, y evitar estar viendo mensajes o llamadas mientras estamos concentrados en una tarea.

Elementos como el teléfono encendido pueden evitar que mejores tu concentración. Elementos como el teléfono encendido pueden evitar que mejores tu concentración. - Agencias

 

5.- Toma un breve descanso para reflexionar

A veces estar metidos de lleno en una tarea también puede saturar nuestra mente al punto de que colapsa y nos embotamos para continuar. Por eso es tómate un descanso para despejar la mente de vez en cuando.
Examinar cómo puedes realizar de forma impecable lo que estás haciendo y reflexionar si estás haciendo cosas que no te ayuden a mejorar la concentración.

 

Cuando te sientas colapsada toma un breve descanso de 15 minutos para despejar tu mente Cuando te sientas colapsada toma un breve descanso de 15 minutos para despejar tu mente. - Agencias

Con estos sencillos consejos puedes lograr tener un mayor rendimiento en el trabajo y en los estudios. Practícalos por una semana y luego compara como fue tu productividad en comparación con la semana anterior. Los resultados te sorprenderán.
Mejorar la concentración no es tan difícil cómo pensamos y, como ves, no siempre es un asunto de falta de capacitación o preparación. Es cuestión de constancia, disciplina, trabajo y dedicación combatiendo los elementos distractores que puedan perjudicarnos.

 

Más de este tema: