La tanatología y cómo afrontar el miedo a la muerte y la pérdida de un ser querido

En una entrevista con la psicóloga con Adriana Guerra, experta en duelos, cuenta su tratamiento a personas con enfermedades terminales, a sus familiares, o a personas que han perdido su trabajo o a su pareja.

En esta vida, todo es pérdida y ganancia. Siempre hay una primera y última vez para todo.

Perder a un ser querido a causa de fallecimiento puede ser la experiencia más devastadora de la vida.

Si buscamos la palabra en el diccionario, la tanatología es "Conjunto de conocimientos relacionados con la muerte, sus causas y sus fenómenos".

Adriana Guerra Adriana Guerra, licenciada en Psicología por la Universidad de las Américas de Ciudad de México(M.N 6746375), con varios diplomados en Tanatología, más de 15 años de experiencia en docencia y posgrado en adicciones, bullying, autolesión y educación, entre algunos de sus títulos. - cortesía

No obstante, la tanatología, no implica solo muerte, sino "una pérdida", como señala a Nueva Mujer la psicóloga Adriana Guerra, licenciada en  Psicología por la Universidad de las Américas de Ciudad de México(M.N 6746375), con varios diplomados en Tanatología, más de 15 años de experiencia en docencia y posgrado en  adicciones, bullying, autolesión y educación, entre algunos de sus títulos.

Por ello, hay muchos psicólogos que se han especializado en esta disciplina.

Adriana Guerra Adriana Guerra, licenciada en Psicología por la Universidad de las Américas de Ciudad de México(M.N 6746375), con varios diplomados en Tanatología, más de 15 años de experiencia en docencia y posgrado en adicciones, bullying, autolesión y educación, entre algunos de sus títulos. - cortesía

Esta, la integró la psiquiatra suiza Elizabeth Kübler-Ross, quien es considerada como una de las mayores expertas en la muerte, personas moribundas y cuidados paliativos.

Ross, trabajó en los campos de concentración nazis como enfermera, y a partir de observar a los pacientes, determinó el duelo y sus etapas, como escribió en su autobiografía La rueda de la vida.

A partir de sus observaciones, ahora es estudiada por todo el mundo.

Guerra, tiene su consultorio privado pero también capacita módulos de tanatología en hoospitales para los anestesiólogos.

"Les enseñamos  los duelos, el manejo de emociones y trabajamos que el paciente no es solo un paciente médico, si no que está su familia y les ayudamos a tratar el duelo y ellos dicen que  después dr esta formación obviamente la forma en la que ellos reaccionan con los pacientes es diferente, y se dan cuenta de que tanto los pacientes como las familias están mucho mas tranquilos", explica.

 

AFRONTAR LA MUERTE

Cuando trata con enfermos terminales, la psicóloga dicta que "lo primero que se recomiendaa es que el paciente sepa lo que le está pasando".

Uno de los problemas, son muchos familiares que no quieren hacer sufrir al enfermo pero Guerra sostiene que "hay que tener la conciencia de lo que está pasando".

"Lo primero q se hace es un acompañamiento muy cercano con el paciente y la familia y transmitirle todo lo que le esta sucediendo, de bastante empática y poder tener comunicación y escucharlo", enuncia.

La edad, influye a la hora de abordar el tema.

"El tema de los niños es un tema muy delicado socialmente y todos tenemos un instinto por proteger a los niños pero los niños son personas, personas completas que sienten, que perciben que se dan cuenta. En el caso de los niños también se les puede explicar las cosas pero su pensamiento tiene todavía mucha fantasía, cosa que llamamos inmadurez y la realidad es que un niño que está pasando por esa etapa terminal y queremos ayudarles a que esa fantasía no les angustie  y por eso hay q trabajar con los papás", afirma la experta.

Aún así, asegura que con los pequeños "se da con más naturalidad, porque ellos preguntan y tienen esa curiosidad".

 

EL SUFRIMIENTO ES ALGO INDIVIDUAL

Cada persona, afronta de distinta manera un duelo o incluso, puede tardar más tiempo en superar una pérdida aparentemente menor que una de las más traumáticas como la pérdida de un hijo.

Esto, según Guerra, genera estigmas y dificulta la comunicación por parte de quien esté atravesando el duelo, por la culpa y el temor a ser juzgados.

"Pareciera que la pérdida mas difícil es la de un hijo y depende de la persona, pero hay padres que pierden a su hijo y es el dolor más grande pero otras personas sintieron más dolor con la perdida de su pareja. Eso hace que sean los duelos más difíciles porque la persona no es capaz de decir que le dolió más perder a su pareja antes que a su hijo o a su trabajo", asevera.

La psicóloga expone que "es mucho mas fácil juzgar" y que  esto es "algo que se trabaja mucho con los pacientes en duelo" para , poder identificar que significa para ellos la muerte, a nivel individual, y no lo que dicte la sociedad.

LA FE

Para quien  cree en Dios o tiene alguna religión es mucho más fácil afrontar la muerte o pérdidas, manifiesta Guerra.

"Justamente lo que hemos observado y se observa en muchos ámbitos en los que las personas que tienen creencias establecidas o una fe muy trabajada es obviamente otro recurso del que echar mano para poder elaborar las cosas, parte de trabajar un duelo es identificar lo que nos está pasando. Si yo tengo puesto mi significado en la fe, hay que trabajarlo. Cuando las personas tienen estas creencias definidas suele ser mucho mas fácil salir adelante. Las personas que sienten que no tienen de dónde agarrarse son con las que hay que trabajar desde la base", ratifica.

Eso no significa que las creencias religiosas o la fe, sean la solución, para la psicóloga, el punto está en que el paciente se adhiera a algo

La tanatóloga cita a una paciente que perdió a su tía y que se denominaba como atea. Ella misma pensaba, que si fuese religiosa podría afrontar mejor el hecho.

"Justo mi respuesta es que  el que sea ateo no significa q no crea en algo y ella dice que no sabe y entonces es la oportunidad para  que crea en algo, plantear cuestiones".

Asimismo, manifiesta que un duelo "es un proceso dinámico" y cuando sucedan ciertas fechas, como aniversarios, esa pena aumentará, pero el duelo seguirá "moviéndose y en esa parte se vuelve muy enriquecedor".

Respecto a si recurren a la medicación, Guerra no es amiga de esta opción, a no ser que el paciente pase por "factores de riesgo

"La tanatología es muy importante porque al final muchas veces cuando estamos en los procesos de duelo tenemos algo parecido a las depresiones o trastornos y yo conozco a psiquiatras que recetan porque creen que es depresión. Se trata de manejar sin medicación porque duelos vamos a tener toda la vida y el chiste es aprender a manejarlos  sin que impliquen una limitación", enfatiza.

TANATOLOGÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Adriana,  menciona a uno que perdió a un familiar por otras circunstancias y su experiencia fue "muy solitaria" porque "no pudo compartir con sus familiares más allá de unos momentos en el funeral".

Esto le ha generado miedo a perder vínculos.

También  comenta que habló "un par de ocasiones con una persona que perdió a un primo por el Covid y estaba muy confundido porque todo fue muy rápido".

"Se enteró de que estaba hospitalizado y a los pocos días falleció. No poder verlo ni estar con su familia era lo que más le preocupaba", puntualiza.

Guerra, quien ha dejado claro que el duelo es una pérdida y no lo podemos ignorar, si opina que todo es superable y que lo más importante es ejercer la labor de acompañantes.

Llorar en un hombro es mejor que llorar a solas.

 

No te pierdas el video en