Ejercicios básicos para que tus hombros se vean más sensuales que nunca

Unos hombros sexys te dan una personalidad poderosa

Esculpir hombros fuertes no solo es sexy, ¡también es importante! Aunque suene complicado y de inmediato pienses en una rutina pesada, en realidad no es así. Existen ejercicios con los que no tienes que cargar pesos pesados ni sufrir demasiado.

Tus hombros te ayudan a hacer de todo así que tienes que fortalecerlos. Además, unos hombros bien formados pueden ayudar a dar la apariencia de una cintura más delgada y un ancho de cadera más proporcionado.

Trata de hacer esta rutina al menos dos o tres veces por semana para que sea más efectiva y no te lesiones. No olvides calentar.

Ángeles de pared

-Empieza parada con los pies abiertos y la cabeza y la espalda apoyadas contra la pared. Extiende los brazos a los lados a la altura de los hombros y dobla los codos 90 grados, manteniendo los hombros, los brazos y la parte posterior de las palmas de las manos tocando ligeramente la pared.

-Lentamente levanta los brazos por encima de la cabeza, extendiéndolos en una amplia 'V', manteniéndote en contacto con la pared. Dobla los codos y desliza los brazos hacia atrás hasta la posición inicial.

-Haz dos series de 15 repeticiones. Deberías sentir el esfuerzo entre tus omóplatos.

ejercicio

Cobras de piso

Este movimiento se dirige a los músculos de la parte posterior de los omóplatos y la parte superior de la espalda.

-Acuéstate boca abajo en el suelo con los brazos a los lados y las palmas hacia abajo. Tu cabeza debe estar levemente levantada y alineada con tu columna, manteniendo tu barbilla hacia tu pecho.

-Mueve los omóplatos hacia abajo y juntos mientras levantas los brazos y la parte delantera de los hombros del piso, extendiéndote por la parte superior de la espalda y manteniendo la barbilla hacia abajo.

-Haz dos series de 15 repeticiones.

ejercicio

Bajada con tríceps

Moldea tus tríceps usando tu propio peso corporal. Puedes hacer o en un escalón alto o con ayuda de una silla resistente que funja como base.

-Coloca las manos separadas al ancho de los hombros sobre el mueble en el que te estés apoyando.
-Mueve la pelvis y la parte inferior hacia adelante para que haya un espacio de 3 a 6 pulgadas entre la espalda y el objeto, lo que te dará espacio libre mientras bajas.
-Dobla las piernas en un ángulo de 90 grados con los pies plantados firmemente en el suelo o extiéndelas frente a ti (pero no bloquees las rodillas).
-Lentamente baja tu cuerpo, manteniendo el abdomen contraído y concentrando la fuerza en los tríceps.

ejercicios

 

 

Te recomendamos en video