Wellness

Solo necesitas 5 cambios fáciles para que tu alimentación sea más sana

En vez de hablar de dieta, como un acto consciente, incorpora hábitos saludables.

Comer sano para muchas parece una tarea titánica si lo piensas como una restricción de gustos alimenticios. Es mucho más viable sentirte empoderada también en tu alimentación como en todas las áreas de tu vida y estar consciente del valor nutritivo de cada bocado.

Es por ello que consideramos que, en vez de hablar de dieta, como un acto consciente, incorpores hábitos saludables de forma fácil, día a día, para lograr una alimentación saludable.

Expertos citados en portales como Objetivo Bienestar y Fundación Bengoa,  resumen cuatro hábitos de las personas que cuidan su alimentación.

1. Consumen muchos vegetales de hoja verde

Deben formar parte de tus platos a diarios: Las acelgas, los berros, la col rizada o kale, las endivias, la lechuga, la rúcula o las espinacas que poseen grandes beneficios para el organismo.

Las espinacas, por ejemplo, debido a su contenido en calcio y hierro, son muy recomendables para las dietas sin carne o sin lácteos. Una taza de espinacas crudas contiene solo 7 calorías. Además, tienen vitamina K, imprescindible para los huesos.

2. Buscar proteína y carbohidratos de calidad

Elegir materias primas de calidad es lo que separa a una dieta para adelgazar de otra realmente buena para el organismo.

Las proteínas de calidad, como el salmón, el huevo, el tofu, la quinoa o las almendras; las grasas ‘buenas’ como el aceite de oliva virgen extra, las frutas y verduras con gran poder nutricional o los hidratos de carbono complejos no pueden faltar en tu menú.

3. Sustituyen la carencias nutricionales

Hoy en día, corrientes de alimentación como el veganismo o la dieta vegetariana son muy comunes, sin embargo,  puede tener carencia de proteínas, calcio y vitamina B12.

Se debe  suplir la carne con otros alimentos que aporten las mismos macronutrientes, como las legumbres, el tofu, los garbanzos, las lentejas, las judías, las almendras.

Para iniciarse en esas dietas es aconsejable realizarlas con control médico.

4. Evitar las dos S

Son los dos ingredientes que había que reducir en una dieta saludable: Sugar (azúzar) y sal, porque, además de abrir el apetito y provocar que se coma más  cuando se eligen platos demasiado dulces o demasiado salados, también son el denominador común de las comidas ultraprocesadas y con más calorías.

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos