Ansiedad en cuarentena y reestructuración cerebral: ¿Se puede cambiar el funcionamiento de la mente humana?

Las consultas a psicólogos y psicólogas han aumentado en Argentina desde que comenzó la pandemia, sin embargo, en España se redujeron y están repuntando ahora que no hay confinamiento. En una charla con Nueva Mujer, dos psicólogas nos hablan de uno de los trastornos más comunes, la ansiedad y de la posibilidad de modificar los patrones de conducta.

La mente humana es uno de los mayores misterios. Estudios de décadas, avalan la plasticidad cerebral, también conocida como neuroplasticidad, que demuestra la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y funcionamiento a lo largo de la vida, como reacción a la diversidad del entorno.

La reestructuración cerebral, implicaría una explicación a nivel neurológico como está compuesto nuestro cerebro, que es en distintas partes. Lo que hemos visto con los nuevos estudios y técnicas de nueva imagen cuando vamos a terapia es que funcionan porque se activan unas áreas del cerebro", apunta Lydia Sangil(MN26775) a Nueva Mujer, psicóloga de Madrid, con Máster en psicología clínica y psicoterapia en Sociedad Española, experta en EMDR, en psicoterapia breve, en trastornos de la personalidad y en medicina psicosomática.

La ansiedad y los ataques de pánico, son dos de los motivos por los que las personas acuden a las consultas.

"La persona puede manifestar el motivo de consulta como la gente que no puede despedirse de sus seres queridos ya sea por Covid o no, trastornos de sueños, término del ciclo de día, 'no sé si es de día o si de es de noche' aun la gente que trabaja desde su casa. El confinamiento tiene este plus", explica Melisa G.Mercado (M37857) , psicóloga argentina, con 15 años de experiencia en Psicoterapia Clínica Cognitivo Conductual Contextual y Sistémica y posgrados de Especialización en Psicoterapia Cognitivo Conductual en AATA (Asociación Argentina de Trastornos por Ansiedad)y formación en DBT ACT y Mindfulness.

Melisa G. Mercado La psicóloga especialista en Terapia Cognitiva Conductual, habla de la ansiedad generada por la pandemia. - Cortesía

Por su parte, Sangil, especifica que cuando alguien acude a su consulta con ansiedad, normalmente tiene que ver con el sistema límbico, que es la amígdala que avisa de cuando se activa un peligro.

Cuando viene alguien a terapia con ansiedad todo peligro. En psicoterapia tratamos de desactivar ese área para que se activen otras y también generar nuevas conexiones neuronales.

 

ENFERMEDADES MENTALES EN CUARENTENA Y POST CUARENTENA

Argentina es uno de los países que tiene la cuarentena más larga del mundo (el aislamiento preventivo obligatorio comenzó el 20 de marzo).

Mercado, asegura que está atendiendo principalmente a adultos con problemas de ansiedad.

"Se están pensando distintas etapas en el proceso esta etapa de alarma inicial de desconocimiento e incertidumbre, ahora lidiar con el propio malestar. La gente ya está empezando a sentir malestar, irritabilidad y vuelve a subir la preocupación porque se limitan los recursos", asevera Melisa.

Sangil, explica que en su consulta no aumentaron los casos en la cuarentena,  y que España sea un país con todavía muchos tabúes en torno a la psicología, podría contribuir a eso.

Lo que la psicóloga cuenta es que sí están recibiendo más consultas cuando se regularizó la pandemia.

"Hay gente q viene con temas de pareja, de rupturas, de no aguantar, sé de una chica que nunca había tenido ansiedad en su vida y ahora ella misma no se explica lo que le esta pasando, que son ataques de pánico, no ansiedad, los trastornos obsesivos compulsivos se incrementan, hay  un desbordamiento general, gente muy desbordada que ha estado con los hijos, el trabajo sin ayuda, que los niños no hayan ido al colegio eso ha sido demoledor", apunta Sangil.

TRATAMIENTOS

Para Sangil, la psicología humanista y el mantener un vínculo con el paciente es fundamental para que comience su recuperación.

La psicóloga, ejemplifica que "las personas vienen con un cauce de un río hecho" y en terapia lo que trabajan es cómo "generar un nuevo cauce".

Lydia Sangil Para la psicóloga Lydia Sangil establecer un vínculo de confianza con sus pacientes es muy importante para avanzar en el tratamiento. - Instagram

"Las personas que son más complicadas son las que tienen Trastorno límite de personalidad, que normalmente tienen muchísimos traumas y al final lo que yo trato de hacer es generar un buen vinculo con ellos. Lo más duro de trabajar en terapia de verdad es que se sienten tan en peligro que lo pueden ver algo amenazante. Ahí trabajo mucho vínculo terapéutico, demostrar que soy un buen apego, que soy segura", repunta.

"Uno le explica al paciente en el primer momento de tratamiento que todos los cambios con un esfuerzo adaptativo implican ansiedad, es una reacción natural del organismo y la terapia ayuda  a manejar los síntomas pero también a poder transitar el proceso de cambio en el que se encuentra la persona", expone Mercado.

"Les decimos, respirar respiramos todos, joven o grande uno puede ser más consciente de la respiración y sentir que está no más a salvo en el aquí y ahora, eso es mindfulness, prestar atención a cómo ingresa el aire por la nariz, si estoy comiendo la comida disfruto cada bocado y quizás necesito el apoyo de apagar la tele y la radio un ratito, mi mente se concentra en esta calma aunque transitoria", manifesta.

"Yo siempre les digo que es como sumar varios ratitos de calma, no pretender que no me preocupe, la preocupación va a venir sola, lo que uno hace es redirigir la atención al momento presente, para que en ese instante vuelva como un eje", añade.

 

EL CAMBIO SEGÚN LA EDAD 

¿Qué ocurre con las personas que pasan los cincuenta y han hecho de sus pensamientos y hábitos su estilo de vida? ¿Es posible la modificación?

"Hay personas mayores que no consultaron nunca que siempre tuvieron medidas exageradas en cuanto a los enfermedades que en estos contextos lo creen más justificado[…] El adulto mayor tiene menos control de esto, 'no puedo redirigir mi atención a otra cosa, no puedo conducir mi atención al aquí y ahora y a disfrutar de la comida rica que me preparé porque tengo la tele  permanentemente encendida disparando alarma", formula Melisa.

Lydia, opina que el cambio es posible pero más lento.

"Es posible que modifiquen sus hábitos pero depende mucho de ellos. Si yo tengo un historial de 30 años haciendo lo mismo va a ser mas complicado reestructurar el cerebro. Se pueden conseguir cosas, pero igual va a ser lento, hay que poner objetivos de mejora. Si viene una persona que tiene 60 años con ansiedad, pero ansiedad por un duelo, pues se puede hacer perfectamente", comenta.

Sangil, pone como ejemplo a una señora mayor que acudió a su consulta a finales del año 2019, con un dolor en el cuello "que era como una garra y no podía salir a la calle ni hacer nada".

Con varias sesiones, la terapeuta descubrió que esta mujer había perdido al amor de su vida por un cáncer  y habían pasado 8 o 10 años y seguía sin superarlo.

La terapia, se basó en EMDR y Lydia dice que ayudó que fuese una persona "con muchos recursos y muy inteligente". No la volvió a llamar.

¿Es posible, por ende, modificar patrones a cualquier edad, bajo cualquier circunstancia?

Mercado, enuncia que sí se puede aprender a manejar las conductas disruptivas o desregulación emocional.

 "S. objetivos realistas. Todo paciente puede mejorar", concluye por su parte, Sangil. 

No te pierdas el video en