Cuatro formas de aliviar el dolor de espalda sin medicamentos

Hay consenso en la comunidad médica de que es mejor evitar recurrir a los medicamentos

La espalda no solo duele por mala postura o exceso de trabajo, sobre ella recaen las preocupaciones y el estrés. Por eso, es un dolor frecuente comprobado por la Organización Mundial de la Salud, quien estima que lo sufre una de cada diez personas.

Y aunque parece algo menor, en realidad es una de las principales causas que impiden a alguien trabajar, según lo detalla la BBC, donde además afirma que la mayoría de quienes lo padecen quieren aliviarse con un analgésico.

Por eso hay consenso en la comunidad médica de que es mejor evitar recurrir a los medicamentos para tratarlo, a menos, claro está, que un especialista lo recete.

Prueba esta rutina de yoga para aliviar tu dolor de espalda

Hacer yoga de manera regular se ha convertido en un método eficaz para calmar el dolor crónico o recurrente.

Para aliviar el dolor de espalda, antes de tomar medicamentos, prueba los siguientes consejos:

1. Mantente activo

En el portal Saber Vivir aseguran que es uno de los pasos cruciales para una pronta recuperación son los ejercicios y estiramientos

"Es probable que descansar durante períodos prolongados empeore el dolor", afirma el NHS.

Caminar, nadar, practicar yoga o pilates  pueden resultar útiles.

Pero es necesario buscar autorización médica a la hora de ejercitarse.

El yoga puede ayudarte a estirar y fortalecer músculos y mejorar la postura, aunque también es posible que debas modificar algunas posturas si ves que se agravan los síntomas.

Yoga Yoga - Pixabay

2. Fisioterapia

"La fisioterapia es la piedra angular del tratamiento del dolor de espalda", asegura la Clínica Mayo, uno de los centros de salud más respetados de Estados Unidos.

Se pueden utilizar una variedad de tratamientos con calor, el ultrasonido, la estimulación eléctrica, masajes y las técnicas de liberación muscular.

3. Dormir de lado y terapia

Prueba dormir de costado con una almohada entre las piernas porque puede ayudarte a que reduzcas la presión sobre la espalda.

Y si duermes boca arriba coloca dos, o hasta tres almohadas, debajo de las rodillas.

4. Realiza ejercicios de respiración

Respira con el método 4-7-8. Un médico de la Universdad de Arizona propone un ejercicio de respiración: Túmbate, coge aire por la boca en 4 segundos, aguanta la respiración 7 segundos y suéltalo en 8. Repite varias veces.

Prueba estos ejercicios de respiración para aliviar el dolor de espalda

La respiración consciente alivia el dolor de espalda y también el estrés y la ansiedad.