5 trucos para disfrutar de tus postres favoritos y no aumentar de peso

La clave está en controlar tu alimentación y llevar una vida activa.

Cuando quieres tener una vida fitness consumir tus dulces favoritos parece ser un pecado, sin embargo existen maneras de deleitarte al comer postres y no subir de peso.

Si bien, al consumir estos deliciosos platillos altos con azúcar, chocolate, harinas y otros tantos ingredientes que generalmente deben estar “fuera de la dieta” contienen altos niveles de calorías, no es un error disfrutarlos, siempre y cuando lo hagas de la forma correcta.

Rutina de ejercicios fáciles para acelerar el metabolismo y bajar de peso rápido

Comienza con una actividad física sencilla y obtendrás buenos resultados en poco tiempo.

Aquí los consejos que debes seguir para comer postres y no subir de peso

Abdomen

Date el gusto una vez por semana

Considera tener tu pastel favorito todos los sábados en lugar de todos los días. De esa manera, probablemente seguirá siendo tu favorito porque no lo tienes con tanta frecuencia.

Toma en cuenta que debes consumir menos calorías de las que quemas en la semana y así no afectará tu alimentación saludable.

Pesas en la mañana

Una sesión de levantamiento de pesas reduce el efecto que una comida alta en azúcar tiene sobre la glucosa en sangre en un 15 por ciento, según un estudio de la Universidad de Syracuse.

El ejercicio usa tu energía, que es glucosa almacenada. La reacción inmediata de su cuerpo es asegurarse de que tiene suficiente energía y así enviará la glucosa a sus músculos, reduciendo sus niveles de azúcar en la sangre.

Los postres saludables ayudan

No tienes que abandonar el chocolate que tanto te gusta, pero puedes alternarlo con un postre más saludable.

Si realmente quieres comer un postre más de una vez por semana, busca opciones más nutritivas. Evita las golosinas con alto contenido de azúcar y grasa.

Come algunas verduras antes del postre

Las verduras frescas son una opción ideal porque son ricas en fibra y enzimas que ayudan a su cuerpo a digerir cualquier cosa dulce que consuma inmediatamente.

¡Ejercítate!

Si no quiere aumentar de peso, debe quemar tantas calorías como consume. El ejercicio no solo te ofrece una vida mucho más saludable, sino que ayuda a quemar las calorías que tu cuerpo no necesita.

Tus músculos usan el azúcar como energía, así que ponlos a trabajar.

Te mostramos en video: