Cómo lidiar con la ansiedad que provoca la incertidumbre

Es normal sentir cierta ansiedad ante lo que no conocemos

Como regla, los humanos preferimos la certeza a la incertidumbre. Para muchos, el estrés de no saber cómo se desarrollará una situación puede ser muy intenso. Desde que la Organización Mundial de la Salud declaró que el brote de COVID-19 era una pandemia mundial, muchas personas han caído en pánico, ansiedad y estrés. Y es que incluso si nos has sido infectada por el virus o has estado en situaciones vulnerables que te hagan vulnerable, es difícil no caer en alteraciones emocionales.

Hoy, muchas ciudades alrededor del mundo han promovido que las personas tomen medidas de prevención para evitar contagios. Se han cancelado reuniones, espectáculos y viajes y se ha pedido a todos que se queden en casa. Por ahora, el aislamiento es indefinido y si estás embarazada esto puede provocarte más ansiedad que al resto.

TAMBIÉN LEE: Así es como puedes calmar tu ansiedad si estás embarazada durante la pandemia de COVID-19

De acuerdo con psicólogos expertos de la Universidad de Northwestern, esa incomodidad de salir de tu zona de confort y de lo que ya conoces, es en realidad una experiencia humana muy común, normal y esperada. El problema es que somos criaturas de hábitos, confiamos en las rutinas para proporcionarnos un sentido de orden y calma. Entonces, cuando sucede algo inesperado o no tenemos respuestas ante cierta situación, caemos en crisis. La diferencia está en cómo casa uno es capaz de manejarlo.

"Uno de los impulsores de la ansiedad de hoy es la incertidumbre acerca de lo que sucederá mañana o la próxima semana. Esto es especialmente cierto en la pandemia mundial porque la situación está evolucionando muy rápidamente", explican. "Si bien debemos ser planeados, también debemos calmar nuestra ansiedad volviendo nuestra atención al momento presente".

Estos son algunos consejos para superar el malestar:

Establece una rutina sobre lo que puedas

Parece irónico que en medio de la incertidumbre sea posible armar una rutina, pero lo es. Uno de los problemas de la ansiedad es que sentimos que nos salimos de control. Intenta concentrarte en lo que sí puedes controlar ya que esto te brindará un "colchón" de calma y podrás enfrentar con mayor facilidad los problemas adicionales.

Si ahora te encuentra en una situación de home office, trata de crear una rutina y un horario diario. Del mismo modo si estás implementando ejercicios en casa o con tus horas de dormir y despertar. Haz una rutina con las cosas pequeñas que sabes que no se salen de control tan fácil.  Quizás podrías levantarte a las 7 a.m. y luego llevar a cabo secuencia de yoga antes de bañarte y ponerte a trabajar. Busca un espacio donde te sientas cómoda e inspirada; procura que tengas horas de luz natural y de aire fresco.

Trabaja en aceptar la naturaleza imperfecta de las cosas y aprende a dejar fluir lo que sale mal.

TAMBIÉN LEE: No te sientas culpable por poner tu felicidad primero

Mantén hábitos saludables

Asegúrate de practicar hábitos saludables. Esto incluye comida, sueño y actividad física y mental. Trata de mantener una dieta sana, libre de productos demasiado procesados; procura comer lo más natural posible y no saltarte comidas. Aunque por ahora no es recomendable asistir a gimnasios o hacer ejercicio en lugares donde haya mucha gente, procura mantenerte activa en casa. ¡Hay muchas opciones para hacer ejercicio! Puedes buscar videos de yoga o rutinas de baile. Mantenerte sana y ocupada, liberará endorfinas que harán que te sientas mejor.

Haz lo básico, pero no entres en pánico

Los expertos han dicho que el 80% de la población no requerirá atención médica especial y que si bien es fácil el contagio, hay una baja tasa de mortalidad. Sin embargo, es importante permanecer vigilante, tranquila y equilibrada, así como seguir las recomendaciones de los expertos. Estar informada y hacer lo básico te ayudará a no caer en pánico.

-Si estás enferma, no vayas a trabajar. Ponte en cuarentena por 14 días y evita los lugares públicos.
-Lávate las manos con agua y jabón durante 10-20 segundos o usa un desinfectante para manos a base de alcohol mayor al 60% cada vez que regreses a casa de cualquier actividad que involucre lugares donde otras personas hayan estado.
-Practica el distanciamiento social. Esto es que evites estar demasiado cerca de las personas ya sea en tiendas, parques o cualquier lugar donde haya multitudes.
-No te toques la cara.

Expresa tus emociones

Si te sientes demasiado ansiosa, es importante que lo hables, ya sea con tu pareja o algún familiar o amigo cercano. Aunque por ahora lo mejor es no acercarte a nadie, no dudes en hacer una llamada o escribir. ¡Fortalece tu red de apoyo remoto!  El hecho de compartir tus pensamientos y sentimientos puede ser suficiente para minimizarlos. Incluso puedes buscar ayuda de un profesional por teléfono o mensaje.

 

Te recomendamos en video