Seis recomendaciones para cuidar tus pies durante el verano

Durante la época estival, nuestra rutina debe ser más rigurosa, ya que el calor, la exposición al sol y la mayor intensidad de actividades al aire libre, provoca que los pies estén más cansados y descuidados

Los pies son una de las partes más olvidadas de nuestro cuerpo, puesto que no son tan visibles y nos olvidamos de ellos hasta que sentimos alguna molestia. Especialmente durante el verano.

En esta época, el riesgo de sufrir problemas en los pies aumenta como consecuencia de varios factores, como el calor, andar descalzos en lugares públicos, la sudoración excesiva o el uso de calzado no apropiado.

"Si bien el cuidado de los pies es una tendencia que ha incrementado el último tiempo, muchos desconocen cómo hacer para que luzcan y se sientan saludables", dice la gerenta de Siegen, Marcela Hetz. Por este motivo, la experta entrega seis consejos para lucir unos pies perfectos en el verano.

1. Exfoliación

Uno de los primeros pasos para el cuidado de nuestros pies es la limpieza con microgranulos, la que permite eliminar las células muertas, mejorar la oxigenación y activar la circulación de esa zona. Existen spa que sirven para tonificar y masajear la zona, ayudando a la relajación.

2. ¡Preocúpate de secar bien!

En pocas ocasiones se preocupan por secar correctamente los pies. Existe el pensamiento que esta zona “se seca sola”, pero la verdad es que es muy necesario pasar una toalla, especialmente por entre los dedos. Esto evitará la aparición de hongos, malos olores y otros malestares.

3. Antitranspirante

Un sudor excesivo puede hacer que se agriete la piel entre los dedos, por eso es recomendable utilizar un antitranspirante especial, luego de lavar y secar adecuadamente los pies. Así como mantener el área ventilada.

4. Hidratación

En verano se deben duplicar la hidratación de la piel para evitar problemas de sequedad, los cuales son mucho más evidentes en esta época. Se recomienda aplicar cremas hidratantes, preferiblemente por la noche para evitar aumentar la sudoración durante el día.

5. Protección solar

Al igual que el resto del cuerpo, los pies se queman de igual modo, por lo que es importante aplicar protector solar generosamente sobre el dorso, ya que es están muy expuestos y las quemaduras son más comunes de lo que se cree.

6. ¡Descansa!

No es bueno sobrecargar los pies. Por ejemplo, si se hacen caminatas por varias horas, es recomendable dejar un tiempo para el descanso. No obstante, existen masajeadores de pies que no utilizan agua y que incluyen hasta 3 tipos de masajes, como el modelo Siegen SG-1900, ideal para la oficina o para el hogar.

Masajeador Siegen