Cinco alimentos que puedes consumir para combatir los antojos de dulces

Prefiere las alternativas saludables

Resulta muy común que las personas sientan unas ganas incontrolables de consumir alimentos dulces para saciar sus antojos. Chocolates, pasteles, helados, galletas o waffles. Todas estas opciones forman parte de los confites que muchas veces invaden nuestros pensamientos. Desafortunadamente, no son las alternativas más saludables, y su consumo en exceso puede conducir a una serie de enfermedades perjudiciales para nuestro cuerpo.

Después de todo, muchos de los antojos responden a la necesidad de nuestro organismo por compensar algún déficit. En este caso se trata de glucosa, un compuesto que sirve como fuente de energía para nuestro cuerpo. La obtención de este monosacárido se realiza mediante el consumo de alimentos, pero a veces no es suficiente. Es entonces, cuando aparecen las ganas de comer dulces, ya que es la manera más rápida de obtener esta reserva.

¿Qué necesita nuestro cuerpo realmente cuando tenemos antojos?

Los antojos pueden ser una muestra de los nutrientes que nos faltan

Afortunadamente, existen varias fuentes de glucosa que se pueden consumir como alternativa saludable. A continuación te mostramos cinco opciones con las que puedes combatir este antojo.

1. Proteína

Una buena manera de estabilizar los niveles de azúcar en la sangre es a través del consumo de proteínas. Esta se puede conseguir mediante el consumo de lentejas, habas, papas, garbanzos, espinaca y frutos secos como las almendras, pistachos y nueces. También se puede adquirir comiendo huevos y lácteos como la leche, el queso o el yoghurt, y carnes como el pollo, el lomo y la pechuga de pavo, junto con el salmón y el atún.

2. Fibra

Los alimentos con alto contenido de fibra son ideales para combatir los antojos de dulces. La puedes encontrar en los frutos secos, semillas de linaza, avena y otros cereales. También está en frutas como las ciruelas, manzanas, peras, plátanos o frutos rojos, y en vegetales como las zanahorias acelga, espinaca y otros de hojas verdes.

Al ser ricos en fibra, no solo ayudan a ralentizar la velocidad de la digestión, sino que también estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y producen una sensación de saciedad.

3. Grasas saludables

Son ideales para las personas que se encuentran haciendo dietas sin azúcares. Para evitar el consumo de estos alimentos, puedes preferir opciones ricas en grasas saludables como las paltas, los frutos secos, el aceite de oliva, el aceite de coco, huevos y pescados.

4. Hierbas y condimentos

Combatir los deseos de consumir algo dulce resulta sencillo utilizando las hierbas y condimentos a nuestro favor. Su sabor ayudará a eliminar la adicción al azúcar, e incluso entregarán otros beneficios como la reducción de los niveles de azúcar en la sangre o efectos antiinflamatorios.

5. Alimentos amargos

Apenas quieras algo dulce, corre por algo completamente opuesto. Una opción sencilla es beber agua o té con algunas gotas de limón, o agregar alimentos fermentados como el chucrut a tus almuerzos o cenas. Otros alimentos amargos son buenos para estabilizar los niveles de azúcar, o fomentar el desarrollo de bacterias buenas para nuestro organismo. También puedes optar por un chocolate amargo con alto contenido de cacao para sacarte del empacho.