Stealthing: la peligrosa práctica que puede ser considerada como abuso sexual o violación

Te contamos en qué consiste y cuáles son los riesgos para las personas que la sufren

La remoción de condón o stealthing, es la práctica en la que un hombre quita o daña el preservativo durante una relación sexual, cuando su pareja solo consintió el sexo con protección.

Pese a que muchos hombres lo han considerado como una "tendencia", lo cierto es que esta actividad puede ser catalogada como un abuso sexual o violación, e incluso como una manera de coerción reproductiva, es decir, un comportamiento que interfiere con las decisiones en torno a la salud reproductiva de cada persona.

Algunas explicaciones en torno al tema sugieren que, aunque las excusas más frecuentes tienen que ver con el deseo de experimentar placer mediante el sexo en estado "puro", la verdadera intención podría estar relacionada con la reafirmación del poder combinada con la fantasía de una violación.

En un reportaje para el Columbia Journal of Gender and Law, Alexandra Brodsky señaló que "las acciones de quienes practican o promueven la remoción no consentida de condón tienen sus raíces en la misoginia e inversión de la supremacía sexual masculina". De acuerdo con su informe, "las discusiones online sugieren que los ofensores y sus defensores justifican sus acciones como un instinto natural masculino-y un derecho natural masculino".

Riesgos en la salud sexual

El stealthing puede tener consecuencias muy negativas para los afectados, ya que la remoción no consentida de condón podría derivar en un embarazo no deseado o la adquisición de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) o Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Si esto llegara ocurrir, asegúrate de acudir a un centro médico lo antes posible para tomar medidas preventivas. Hazte un chequeo médico para descartar la transmisión de cualquier enfermedad.

Además de riesgos en la salud sexual, existen otras consecuencias producto del stealthing. Y es que las personas que lo sufren pueden sentir efectos a nivel psicológico. Los más comunes apuntan a la violación de la confianza, de la dignidad, y sentimientos de vergüenza, miedo y tristeza.

¿Por qué se puede considerar abuso o violación?

La práctica es considerada como abuso sexual debido a que una de las partes consintió tener relaciones sexuales utilizando preservativo. El stealthing se basa en la idea de convertir en una relación sexual consentida en una no consentida. Esto lo convierte en un abuso sexual o incluso una violación.

Aunque en muchos países aún no es castigado, sí existen casos en que los responsables de stealthing han sido condenados. En 2017, una corte suiza en Lausanne condenó a un hombre por violación por remover su condón durante una relación sexual. Esto, contra las expectativas de la mujer con quien mantuvo esta actividad.

En 2018, un hombre fue encontrado culpable de abuso sexual en Alemania por esta práctica. El sujeto se convirtió en el primer condenado por stealthing en dicho país.

¿Qué hacer para prevenir esta situación?

Aunque conocer a alguien por un largo o corto periodo de tiempo no asegura nada, tomarte el tiempo para saber con quién te estás involucrando sexualmente podría disminuir los riesgos de sufrir stealthing.

Comienza por definir tus límites y expresar tus deseos con claridad. Que la otra persona entienda que solo estás consintiendo el sexo con preservativo. También puedes traer tus propios condones para asegurarte de que no estén dañados. Por último, puedes cerciorarte de que estos sigan puestos a lo largo de la relación sexual.