5 verdades que te darán calma si estás pasando por un mal momento en tu relación

Si estás teniendo problemas en tu relación, esto es para ti

Mantener el equilibrio en una relación es complicado. Toda pareja tiene sus altas y sus bajas pero si ahora mismo estás sintiendo que las cosas no están bien entre ustedes y no sabes por dónde moverte, aquí hay algunos recordatorios que te devolverán la calma y te ayudarán a aclarar el panorama.

Ojo, es importante que si el problema va más allá de una pelea y estás cayendo en una relación tóxica, lo mejor es salir de ahí o buscar ayuda profesional. 

Una pelea no significa que tu relación esté condenada.

Incluso las parejas más fuertes y saludables del mundo tienen discusiones y desacuerdos. A veces ambas partes pueden herirse con palabras pero el amor sigue ahí una vez que hablan y se perdonan. Entrar en una pelea con tu persona no significa que haya una ruptura eminente. Las peleas pueden ser algo bueno si se mantienen respetuosos, porque pueden mostrarte en qué aspectos de tu relación deben trabajar antes de que todo se desmorone.

Tu pareja merece saber cómo te sientes.

Explicar a tus mejores amigos o a tus padres sobre lo molesto que ha estado actuando tu pareja no te va a hacer ningún bien. Tampoco publicar comentarios con indirectas en las redes sociales. Si deseas resolver los problemas de relación, debes hablar con la persona con la que tiene una relación. Necesitas comunicarte de frente, no a través de mensajes o indirectas. El silencio no los lleva a nada. Tu persona no debería ser la última a la que te acerques sino la primera.

Tu relación no es lo único en el mundo que importa.

Cuando tienes una pelea con tu pareja, puedes sentir que tu mundo se derrumba. Pero debes dar un paso atrás y recordar que tu relación no es lo único bueno en tu vida. Incluso si terminara, estarías bien. Si comienzas a dudar de eso, si te dices a ti misma que vas a ser miserable para siempre, entonces podrías terminar atrapada en una situación poco saludable. Analiza lo que tienes alrededor y te darás cuenta de que tu relación es sólo un complemento, no lo único que te sostiene.

Siempre puedes pedir ayuda.

Si crees que los problemas van más allá de una pequeña conversación entre ambos para solucionar las cosas y deseas trabajar en mejorar pero no estás segura de cómo proceder, puedes pedir ayuda. En lugar de involucrar a familiares y amigos, lo cual puede ser complicado, pueden visitar a un terapeuta juntos. Un profesional los ayudará a aprender cómo comunicarse de una manera más eficiente y cómo mantener fuerte su amor. No hay nada de malo en acudir a terapia de pareja.

No es sano seguir luchando por tu relación si está claramente terminada.

No deberías seguir invirtiendo esfuerzos en algo que no da para más. Terminar una relación no significa que todo fue un fracaso ni tampoco que han dejado de amarse. Significa que debían pasar una cantidad temporal de tiempo juntos y ahora se acabó. Tienen derecho a elegir el mejor camino para ambos y eso podría significar separarse. ¿Para qué seguir en algo que no les hace bien?

Te recomendamos en video