Las personas con depresión no necesitan “sonreír más”, necesitan ser escuchadas

La depresión no se quita "sonriendo" ni "pensando positivo". Es importante prestar atención a quien la padece

La depresión es uno de los trastornos mentales más comunes que aquejan a la sociedad pero también es uno de los más incomprendidos. Todos nos hemos sentido tristes en algún momento, hemos llorado ante una ruptura amorosa o la pérdida de un ser querido. Pero eventualmente superamos dichas situaciones tristes y seguimos adelante lo mejor posible. Por eso, la depresión no es solamente sentirse triste y llorar.

Con la depresión, ponerse de pie y sentir motivación para seguir es más complicado de lo que cualquiera imagina. Quien la padece, siente como si se ahogase cuando todos los demás están respirando. Es como cargar un bloque de plomo que lo vuelve incapaz de moverse. No basta con "pensar cosas bonitas" o "sonreír" para olvidar el dolor.

De hecho la depresión es engañosa: hay quienes pueden sonreír, cantar y bailar como si todo estuviese bien, pero por dentro se están desmoronando, solos y en silencio.

Cuando una persona que amas padece depresión, es fácil pensar que ofrecer consejos o sabiduría puede ayudar, que tus buenas intenciones bastan para que salga adelante sin embargo, lo que necesitan es ser escuchados para evitar que sigan perdiendo el control.

Decirle a una persona con depresión que "sonría más" puede ser como un puñetazo en el estómago. Quien la padece ya está haciendo su mejor esfuerzo y cualquier otra frase "motivacio9nal" puede hacer que sienta que su situación es desesperada.

Por supuesto, motivar a quien  está deprimido con palabras de aliento  puede sentirse amigable un apoyo, pero no son suficientes. Es importante recordar que la depresión es una afección médica que requiere tratamiento, ya sea medicamento, terapia o ambos. Cuando hablas con un ser querido sobre su depresión, repetir lugares comunes puede hacer que alguien sienta que estás minimizando sus sentimientos.

La depresión se desata debido a alteraciones en los neurotransmisores cerebrales como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, algo que uno no puede controlar sin ayuda de un profesional de la salud. Al igual que las personas con diabetes pueden necesitar tratamiento con insulina, las personas con depresión necesitan intervención médica y apoyo.

Es importante dejar de tratar el tema de la salud mental como algo tabú, esto ayudará a que dejemos de presionar con "cambiar de actitud".

Cuando amas a alguien que tiene depresión, es importante alentarlo a buscar ese apoyo. Observa las señales de advertencia de suicidio, como hablar mucho sobre la muerte o regalar cosas y escribir un testamento. Si los notas, llama al médico. Manténte cerca, toma su mano y ama mucho.

Te recomendamos en video