3 formas en que la ansiedad afecta tus amistades (y cómo puedes ganarle)

Tener ansiedad puede dificultar tus relaciones sociales pero también puede ayudarte

La ansiedad suele ser uno de las enfermedades mentales más comunes que aquejan a la sociedad hoy en día.  Sin embargo, también suele ser la más malinterpretada.

Y es que muchas personas suelen creer que tener ansiedad es sentirse "nerviosa"o "muy estresada". Estas mismas personas también creen que las palabras bonitas y frases motivacionales, hacen que desaparezcan de u momento a otro. Pero no es así; la ansiedad es algo mucho más complejo que eso.

Especialmente cuando se trata de relaciones sociales, las cosas pueden tornarse muy complicadas para alguien con ansiedad.

No importa con quién estés o en qué situación te encuentres, la ansiedad siempre está ahí, lista para convencerte de que todo puede ir mal en cualquier momento.  Aquí hay 5 formas en las que la ansiedad afecta tus relaciones.

La ansiedad te dice que no mereces amor verdadero.

Incluso si estás rodeada de personas que te aman incondicionalmente, la ansiedad te dice que seguramente  están contigo por lástima y que eventualmente te dejarán. La ansiedad te dice que no mereces un amor bonito y que nunca encontrarás a quien soporte tus "problemas mentales". Nada de eso es cierto. Vales mucho y mereces tanto amor como el que tienes para dar.

La ansiedad hace que creas que todos te abandonarán

Cualquier persona que padezca ansiedad teme al abandono; siente terror a sentirse sola. Esto a veces hace que actúes precipitadamente para llamar la atención de tus amigos. Quieres ser perfecta, asegurarte de ser la más bonita e interesante del lugar. A veces quieres alejarte de todos pero al mismo tiempo, tenerlos a todos a tu alrededor para no sentirte abandonada. ¿Lo positivo? Tu necesidad de tener a a alguien cerca hace que te conviertas buena escuchando. Eres la primera en responder un llamado de ayuda y por eso tus amigos siempre  te buscarán para que les aconsejes. Eso a su vez hace que te sientas importante en sus vidas  Sabes que todos merecen tiempo y atención y eso también te ayuda a encontrar tu valor cuando sientes que lo pierdes de vista.

La ansiedad te hace decir cosas que en realidad no quieres decir

Cuando padeces ansiedad, tus pensamientos son blanco o negro. O te sientes muy triste, o muy enojada o muy feliz; no hay puntos medios. Por ello, es fácil ponerte a la defensiva cuando tus amigos dicen o hacen algo con lo que no estás de acuerdo. Cuando te sientes amenazada, lanzas frases con la intención de defenderte, sin pensar en lo mucho que puedes herir a los demás. Aunque esto puede complicar las cosas con tus amigos, también tiene sus puntos positivos. Tu ansiedad también te permite revelar tu amor y preocupación por quienes amas. Demuestra que te preocupas por otros y ellos reconocen tu esfuerzo. Tu ansiedad te ha enseñado a dar los abrazos más grandes y sinceros. Porque cuando la amistad es sincera, tus amigos comprenden (o tratan) lo que pasa e tu mente y tu corazón. Sabes que puedes refugiarte en ellos y ellos en ti. Así que no dejes que se apodere de ti por el lado negativo, aprovecha sus beneficios y busca siempre lo que es mejor para ti y los que amas.

Te recomendamos en video