5 formas de saber si alguien está destinado a permanecer en tu vida o no

Hay quienes están destinados a quedarse en tu vida

La gente siempre viene a nuestra vida por una razón. Y ya sea que se estén de paso o que se queden por más tiempo, traen consigo una lección que contribuye a nuestra formación.

Hay personas persona con las que no tienes absolutamente nada en común y otras con quienes tienes toda la química del mundo. Sin embargo, por más química que exista entre tú y esa persona, no siempre significa que estén destinadas a permanecer en tu vida. ¿Cómo definir entonces quién sí está destinado a quedarse? Aquí hay 5 señales que te ayudarán a descifrarlo. 

Más consejos para mantener tu vida en equilibrio en nuestro canal de Telegram.

No tienes que ocultar ninguna parte de ti misma. No tienes que ignorar ninguno de tus valores, ni gustos, ni pasatiempos o ideas. No te conviertes en algo que no eres para gustarle. Eres tú, con todos tus defectos y virtudes. Aceptan las diferencias entre ustedes y las respetan.

Te permites ser vulnerable. No sientes la necesidad de mantener barreras y usar una máscara cuando estás con esa persona. Fluyen, confían el uno en el otro y no usan sus secretos o heridas del pasado en contra del otro.

Puedes compartir los lados más oscuros de ti mismo y viceversa. Puedes ser real y auténtico con ellos. Puedes contarles tus miedos más oscuros, tus inseguridades más profundas y tus verdaderos sueños. Todo esto sin juicio.

Te ayudan a ser una mejor persona. Se ayudan mutuamente a ver las partes en ustedes mismos que no quieren ver. Te muestran cosas que no sabías, te enseñan lecciones valiosas, te animan a seguir tus sueños y a escucharte a ti mismo. Te mueven a tu naturaleza superior, a tu verdad superior. Sientes una energía positiva, una vibración más alta cuando estás cerca de ellos. Quédate con esta persona. La energía o "vibra" que sientes con alguien es importante en una relación.

Tienen una conexión entre ellos que va más allá de lo superficial. No solo está con esta persona por su trabajo, estado, medios financieros, apariencia o una idea de ellos, y viceversa. No permites que estos factores determinen tu relación.

Te recomendamos envideo