Aprende a dejar el pasado atrás para ser feliz

Vivir en el pasado sólo te evitará disfrutar el presente

La vida pasa demasiado rápido, especialmente cuando nos vemos atrapados en el ajetreo y el bullicio del día a día. Es casi impensable detenerse para apreciar nuestro entorno y a quienes nos rodean que nos olvidamos de lo que significa ser feliz.

Cuando vivimos tan rápido, no resulta extraño que de pronto nos la pasemos añorando el pasado, aquello que ya fue y nos hizo sentir bien. Aunque claro, también nos aferramos a esos recuerdos que no son tan gratos, aquellos que nos dan remordimiento, acciones que deseamos cambiar y que nos dan mil vueltas en la cabeza.

LEER MÁS: No te sientas culpable por poner tu felicidad primero

¿Por qué estancarse en el pasado? La respuesta está en que nos aterra el futuro. Como humanos, se nos enseña a esperar y prepararnos para lo peor pero la vida no tiene por qué ser así. Nadie puede predecir el futuro así que tenemos que aprender a programar nuestro cerebro para pensar que pueden venir cosas mejores y que a partir de eso podemos establecer metas.

El pasado puede retenerte en la vida, dañar tu presente y arruinar tu futuro he ahí la importancia de dejar ir; necesitas liberarte y seguir adelante.

No importa cuánto lo intentes, no tienes el poder de cambiar lo que ya fue. Nadie puede cambiar el pasado. Lo único que puede hacer es aceptarlo, aprender de él y seguir adelante. Cada segundo que pasas viviendo en el pasado es un segundo de tu presente que te estás perdiendo.

LEER MÁS: Aprende a perdonar, incluso cuando no te hayan pedido perdón

Tus errores pasados pueden ayudarte a mejorar pero no vale la pena preocuparse por otros eventos que ya fueron. Comienza a vivir en el presente. Perdónate a ti misma y a los demás. No malgastes tus preciosos minutos dando vueltas a lo que ya no puedes cambiar.

La vida es tan corta que estoy segura de que tienes cosas más importantes en las que pensar y muchos objetivos que alcanzar. ¡Enfócate en ellos!

Te recomendamos en video