Día Mundial de la Visión: conoce los cuidados esenciales para proteger la vista

Cuidarnos de la exposición solar, leer con buena iluminación y acudir a controles preventivos son algunas de las recomendaciones

El segundo jueves de octubre se conmemora el Día Mundial de la Visión, una fecha que nos invita a conocer los hábitos que nos permiten cuidar la salud de nuestros ojos, y dejar de lado los que pueden provocar daños.

El ojo es un órgano muy delicado y su mal cuidado puede afectar directamente la calidad de vida. Por eso, el oftalmólogo de Clínica Universidad de los Andes, Felipe Valenzuela, entrega algunas recomendaciones para proteger la vista.

¿Qué hacer?

  • Evitar exponer los ojos a la luz solar y usar anteojos de sol con filtro ultravioleta independiente de la época del año.
  • Leer siempre con buena iluminación.
  • Durante las horas de estudio o trabajo con computador, la frecuencia del parpadeo tiende a disminuir de manera significativa. Por eso, es importante realizar pausas de 3 a 5 minutos cada hora para disminuir las molestias. En algunos casos puede ser útil el uso de un lubricante ocular.
  • Si usa anteojos, se recomienda que estos cuenten con tratamiento antireflejos. Esto reducirá el deslumbramiento y aumentará la comodidad visual.
  • En caso de que use lentes de contacto, recuerde que estos nunca deben enjuagarse o almacenarse con agua. Si experimenta síntomas como enrojecimiento de los ojos, dolor, aumento a la sensibilidad a la luz, visión borrosa o secreción, remueva sus lentes de contacto y consulte con su oftalmólogo inmediatamente.
  • No use gotas para los ojos rojos sin preguntarle a un especialista. Algunas de estas pueden provocarle efectos secundarios adversos.
  • Los niños deben tener su primera evaluación oftalmológica a los 4 años, o antes si se sospecha de alguna patología por parte de los padres o de su pediatra.
  • Para mantener una vista saludable es recomendable visitar a su oftalmólogo una vez al año, especialmente si tiene más de 40 años, padece de diabetes o hipertensión, o existen antecedentes familiares de patologías relacionadas con los ojos, como en caso de glaucoma