Así es como las mujeres que son más sensibles alejan el amor de sus vidas

Ser una mujer sensible no es fácil en el ámbito del amor

Ser una mujer sensible no es necesariamente algo malo pero ante el mundo, parece ser una razón para alejarse de ella. Y es que tener la sensibilidad a tope implica muchas cosas que terminan asustando a quienes asumen que se trata de llorar todo el día o de vivir pensando en un mundo color de rosa. 

Tienes que saber una cosa, las mujeres más sensibles tienen más amor para dar del que crees, pero también debes tener disposición para entender sus formas de amar. 

Las mujeres sensibles tienen un magnetismo inexplicable, lo cual puede causar confusión cuando las miras. Sabes que son tan fuertes que son capaces de verte a los ojos y hacerte caer en sus redes sin pensarlo. Tienen grandes expectativas hacia el amor pues quieren ser felices por encima de cualquier cosa. Por ello, tampoco se conforman y están dispuestas a emprender una búsqueda por la persona indicada.

Para muchos, una mujer sensible termina siendo inalcanzable y eso hace que sea más intimidante .Y es que pasa algo curioso con ellas: tienen miedo de entrar en una relación y sabotearla con sus emociones intensas, pues les cuesta trabajo controlarlas; y al mismo tiempo, no quieren hacerlo porque son parte de su esencia.

Las mujeres sensibles tienen mucho amor que dar pero terminan empujando a quienes muestran interés hacia ellas por miedo a salir heridas. Es su forma segura de protegerse, aunque saben que al hacerlo, se niegan a ellas mismas la posibilidad de amar.

Pero una mujer sensible no es ostentosa ni tampoco exigente en cuestiones materiales. Ella quiere recibir el amor que da y solo necesita una persona que sea genuina, amable y considerada con ella, que recuerde fechas especiales y que no pierda de vista lo que ama.

Una mujer sensible puede alejar a las personas que se interesan en ellas porque les hacen creer que no las merecen. Pero no es así.

Las mujeres sensibles necesitan tiempo y espacio para procesar sus emociones. No es que quieran alejarte, sino que sus emociones son tantas que a veces no quieren hablar con nadie, incluso con las personas que aman. Su espacio es sagrado e incluso cuando están en una relación estable, necesitan un momento de reflexión a solas.

Al final, nadie experimenta el amor como ellas.Son apasionadas e intensas; un torbellino de emociones que entrega su alma y su corazón por completo.

Te recomendamos en video