Más de 20 años de sedentarismo están vinculados a doble riesgo de muerte, afirma estudio

Haz ejercicio.

Sabemos que el sedentarismo nunca le ha traído nada bueno a nuestro organismo, al contrario. Ahora recientemente los investigadores han descubierto que un estilo de vida sedentario durante dos décadas está relacionado con dos veces mayor riesgo de muerte prematura en comparación con aquellos que llevan una vida saludable.

El estudio fue presentado en el Congreso ESC 2019. "Para obtener los máximos beneficios para la salud de la actividad física en términos de protección contra la muerte prematura por cualquier causa y cardiovascular, debe continuar siendo físicamente activo. También puede reducir su riesgo realizando actividad física más adelante en la vida, incluso si no ha estado activo antes", dijo la autora del estudio, la Dra. Trine Moholdt de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, Trondheim, Noruega, reseñó The Health Site.

El objetivo de este estudio fue evaluar cómo los cambios en la actividad física durante 22 años se relacionaron con la muerte posterior por muchas causas y por enfermedades cardiovasculares.

La muerte prematura por sedentarismo

Un total de 23,146 hombres y mujeres fueron incluidos en el análisis. La actividad física se clasificó como inactiva, moderada, menos de dos horas a la semana y alta (dos o más horas por semana). Los participantes se dividieron en grupos de acuerdo con sus niveles de actividad en cada encuesta. Los datos de actividad física se vincularon con información sobre muertes hasta finales de 2013 utilizando el Registro de Causa de Muerte de Noruega.

sedentarismo

Las personas que estuvieron inactivas tanto en 1984-1986 como en 2006-2008 tuvieron una probabilidad 2 veces mayor de muerte y un riesgo 2,7 veces mayor de morir por enfermedad cardiovascular.

Aquellos con actividad moderada en ambos puntos de tiempo tenían un 60 por ciento y un 90 por ciento de riesgo elevado de muerte por todas las causas y muerte cardiovascular, respectivamente, en comparación con el grupo de referencia.

“Un punto importante a destacar aquí es que los niveles de actividad física, incluso por debajo de los niveles recomendados, brindarán beneficios para la salud. La aptitud física es más importante que la cantidad de ejercicio", agregó Moholdt.

“Mi consejo es establecer buenos hábitos de ejercicio lo más temprano posible en la vida. Los beneficios para la salud se extienden más allá de la protección contra la muerte prematura a los efectos en los órganos del cuerpo y en la función cognitiva. La actividad física nos ayuda a vivir vidas más largas y mejores”, dijo además.

Te recomendamos en video: