Alimentación de bajo índice glucémico para mujeres con quistes en los ovarios

Cuida lo que comes para mejorar tu salud.

El síndrome de ovario poliquístico afecta entre el 6 y 10% de la población mundial de mujeres. Este desorden afecta nuestras vidas, se manifiesta como un desajuste en nuestro metabolismo. Expertos apuntan a la alimentación como una herramienta efectiva para disminuir el impacto de los quistes en los ovarios.

La doctora  Margarita Botero, especialista en medicina estética antienvejecimiento y obesidad, explica que este desorden hormonal está relacionado al aumento de la insulina. Lo que implica “alteraciones metabólicas que se manifiestan como aumento de peso y adiposidad”.

“Se ha demostrado que, en las mujeres que presentan la resistencia a insulina, el control de niveles de insulina puede ayudar a restaurar la función ovárica, los ciclos menstruales y la fertilidad. También en el estado de ánimo, ayudando a controlar la ansiedad y depresión”, asegura.

Tratamiento nutricional

Esa relación hace de la alimentación un aliado ideal para las mujeres con quistes en los ovarios. Según Botero, “hay estudios que confirman que una alimentación de bajo índice glucémico podría ser un enfoque adecuado”. El índice glicémico mide el aumento del azúcar en sangre tras el consumo de alimentos ricos en carbohidratos.

El índice glicémico de un alimento se compara con la respuesta del pan blanco, que es de 100. Por ello, los alimentos recomendados tienen un índice menor a 55; si pasan de 70 se consideran dañinos.

Una dieta con baja carga glicémica está compuesta por “alimentos ricos en fibra, como harinas integrales, vegetales no harinosos, y la mayoría de las frutas”. Este tipo de alimentación permite que mantener estables los niveles de azúcar en sangre y de insulina.

Si consumes con frecuencia harinas refinadas, alimentos altos en azúcar y vegetales harinosos, como la papa, se producen aumentos abruptos que tienen un impacto hormonal.

Más recomendaciones

Para la doctora otra opción que podrías sumar es el ayuno intermitente, porque mejora los niveles de insulina y hormonales, pero además reduce los síntomas de los quistes en los ovarios.

Sin embargo, hace énfasis en el estilo de vida. “La práctica regular de actividad física parece crucial para mantener el síndrome de ovario poliquístico a raya, ya que mejora el metabolismo de la glucosa y aumenta la sensibilidad a la insulina de las células”, señala.

Los cinco más sorprendentes alimentos buenos para el corazón

Sus beneficios están comprobados por la ciencia.

Te recomendamos en video