Rodéate de personas que quieran verte feliz sin importar nada

Las personas que te rodean son un reflejo de cómo te sientes contigo misma

En nuestra vida cotidiana estamos rodeados de una variedad de personas con las que pasaremos cosas buenas y malas.

Seguramente cuando eras más pequeña hacías cuantos amigos pudieras pero ahora, estás en un punto en el que buscas cuidarte de aquellas que no encajan en tu forma de vida.

Y es que conforme crecemos, nos damos cuenta de que algunas personas nos nutren y nos alientan con su presencia, mientras que otras, sólo drenan nuestra energía.  Solo tenemos una vida como para desperdiciarla entre tanta negatividad. ¿Por qué llenarte de ella?

Las personas que nos rodean pueden influir significativamente en nuestro bienestar por ello, rodéate de quienes sólo quieren lo mejor para ti. Quienes no sólo quieren verte sonreír sino hacerte sonreír.

personas

 

Rodéate de aquellos que reconocen tu valor y te lo recuerdan en os momentos en los que sientes que el mundo se te viene encima. 

La felicidad es contagiosa y una de las mejores formas de encontrarla es teniendo cerca a quienes vibran positivo, quienes tienen los mejores deseos hacia otros y quienes tienden su mano para levantarte en vez del pie para tirarte.

Tus amigos son un reflejo de cómo te sientes sobre ti misma así que si inviertes tu tiempo en personas que solo te agotan, vas a perder. Si sigues con personas que no te respetan, eventualmente creerás que está bien que la gente te trate mal y se salga con la tuya.

Por eso, rodéate de personas de buen corazón, personas que te tratan con respeto y amabilidad, personas que se preocupan por ti y tu vida; que piensan en ti y en tus sentimientos.

Mereces amor y felicidad. ¿Por qué darle entrada a quien quiere hacerte daño?

personas

Las actitudes son contagiosas por eso, no es extraño que si estás con alguien que todo el tiempo piensa lo peor de todo, empieces a ver las cosas igual de negativas.  Así que mira a tu alrededor, analiza tu círculo íntimo de amigos y confidentes. ¿Los admiras y respetas? ¿Son ellos un reflejo de lo que te gustaría ser? Si no, tal vez deberías considerar abrir tus posibilidades a nuevas fuentes de inspiración.

Rodéate de personas maduras. Las personas que no piensan que tu edad o tus antecedentes son razones para faltarle el respeto. Personas que no descartan tus opiniones porque no tienes tanta experiencia como ellos. Personas que no piensan que son mejores que tú. Gente que no llueve en tu desfile cuando estás brillando.

Necesitas una vida libre de críticas, de negatividad, de miedo y de tensión. Necesitas personas que apoyen tus visiones y tus sueños y que te ayuden a sacar tu lado más feliz siempre.

 

Te recomendamos en video