Deja ir a quien no está listo para amarte como mereces

Mereces todo el amor del mundo, no lo olvides

Dejar ir a una persona con la que has vivido tantas cosas es lo más difícil que quizá tendrás que hacer en la vida. Sin embargo, ésta  es una prueba para que entiendas que mereces todo el amor del mundo y que no cualquiera entra a tu vida para dártelo.

Quizá te has enamorado de alguien, quizá sueñas con una vida al lado de esa persona. Pero quizá hay algo que no termina de convencerte, pero te engañas repitiendo una y otra vez que quizá "así deben ser las cosas" y que peor sería estar sola.

Pero es momento de que dejes ir a quien no está dispuesto a darte el amor que tanto mereces.

Lo sé, estuviste dispuesta a intentarlo todo, pero poco a poco te has dado cuenta de que no estás donde quisieras y que esa persona no te satisface tanto como pensabas. Sí, el amor es ciego y nos hace sentir las cosas con mayor intensidad. No te sientas culpable por haber caído donde no; ármate de valor y aprende a defender tu valor.

No te sientas culpable por no ser "suficiente" y hacer que esa persona no te quiera. Así somos los seres humanos, a veces encajamos y a veces no. Nadie está obligado a nada. Deja de cuestionar lo que la otra persona siente. No tienes que ser responsable de los sentimientos de nadie más que los tuyos.

No te sientas culpable por poner tu felicidad primero

Aprende a practicar el amor propio sin sentirte culpable

Deja de tener conversaciones difíciles con una persona que no quiere cambiar. Deja de aparecer frente a quien tu presencia le es indiferente. Deja de priorizar a quien te hace una opción. Deja de amar al que no está listo para amarte.

Una parte de ti seguirá creyendo que esa persona cambiará y se dará cuenta de lo que vale pero mientras más te quedes, más tiempo. No significa que debas cambiar quién eres, sino que debes dejar de amar a quien no está dispuesto a darlo todo por ti para enfocarte en alguien que te mire sin "peros".

No pierdas de vista tu valor; recuerda que mereces más amor del que crees. No es justo darle tu tiempo a alguien con el que no puedes construir un futuro.

No dejes que nadie te haga sentir menos o que te haga dudar de lo que eres. No te sientas obligada a quedarte. Las personas suelen aferrarse a las relaciones en las que ya han invertido tiempo y esfuerzo, pero ¿cuál es el punto de ello si no te hace feliz?

 

Te recomendamos en video