Por esto es que a veces es necesario dejar ir a las personas que amas

Dejar ir a quien amas puede llevarte a algo mejor

Quizá te has enamorado de alguien demasiado rápido y quizá ahora te estás dando cuenta de que las cosas no han sido tan fáciles como lo pintan las películas y los cuentos de hadas. Sabes que lo mejor es dejar ir tus inseguridades pero en realidad, lo que tienes que dejar ir es a esa persona que tanto amas.

Lo sé, estuviste dispuesta a intentarlo todo, pero poco a poco te has dado cuenta de que no estás llegando más lejos de lo que llegarías por tu cuenta. Hay circunstancias más allá de nuestro control con las que tenemos que lidiar, problemas que solo podemos solucionar cuando estamos solos.

A veces, lo correcto es lo más difícil. A veces tienes que irte mientras todavía estás enamorada, cuando esa persona te ama con locura pero aún así, no están llegando a nada. Duele, pero a veces es necesario dejar ir a quien más amas para encontrar tu camino.

No te sientas culpable por poner tu felicidad primero

Aprende a practicar el amor propio sin sentirte culpable

Tienes que dejar ir cuando tus necesidades no se están cumpliendo, ya sea en lo emocional o el tiempo de calidad en pareja; quizá tampoco sientes satisfecha la parte de estabilidad económica y eso también es válido porque tu futuro y tu sanidad mental están implicados.  Sí, quizá te da miedo dar ese paso, quizá no quieres enfrentarte a la idea de "estar soltera" pero podrías tomarte ese tiempo para encontrar a alguien que te de lo que necesitas, incluso si eres tú misma.

A veces, es momento de dejar ir a quien más amas y sabes que lo es cuando tus amigos y familiares no apoyan tu relación. Si las personas que te aman ven que la persona que amas no te está haciendo feliz, es necesario que aprendas a escucharlos y soltar.  No te engañes, porque si comienzas a mentirle a tus amigos, te estarás mintiendo a ti misma.

Dejar ir a una persona que amas para ir detrás de lo que te haga realmente feliz no tiene que ser algo malo, sino necesario. No te sientas obligada a quedarte. Las personas suelen aferrarse a las relaciones en las que ya han invertido tiempo y esfuerzo, pero ¿cuál es el punto de ello si no te hace feliz?  El tiempo no necesariamente equivale al éxito.

.

Te recomendamos en video