Vitaminas para mujeres: cuáles son las que no pueden faltar en tu dieta

La falta de vitaminas en las dietas suele ser un factor de riesgo desencadenante en posibles enfermedades.

Hacer ejercicio y tener una alimentación balanceada con las vitaminas y minerales adecuados son claves para una correcta salud, pues estas acciones ayudarán a prevenirte de los factores de riesgo.

Existen ciertas vitaminas que, una mujer necesita en su organismo para que se desarrolle correctamente. Entre ellas destacan las vitaminas C, A, D, E, B y K. Junto con ellas también es necesario añadir minerales y ácidos grasos a la alimentación.

¿Qué vitaminas no te deben faltar en la dieta de la mujer?

Si no tomas las vitaminas correctas esto puede traducirse en susceptibilidad en infecciones, les dificulta el proceso de recuperación de enfermedades. Es importante que conozcas las mejores vitaminas para las mujeres y de esta manera mantenerlas en tu alimentación.

Vitaminas A, C y E

Las vitaminas A, C y E son las mejores vitaminas para mujeres antioxidantes. Estas vitaminas ayudan a combatir los radicales libres, que son componentes dañinos que provocan el envejecimiento y enfermedades de corazón, piel, cerebro y ojos.

La vitamina C te ayudará a prevenir enfermedades como resfriados, infecciones, y también protegerá tu piel y tu visión.

Al consumir estas vitaminas ayudarás a tu organismo a prevenir enfermedades como cataratas en edad adulta, el envejecimiento prematuro o el cáncer de piel.

Vitamina D

Una forma de mantener la vitamina D en tu alimentación es consumiendo huevos, productos lácteos y ciertos tipos de hongos y también tomando el sol.

Los principales beneficios de tomar vitamina D en las mujeres son el fortalecimiento de los huesos y la salud del esqueleto, las funciones del cerebro, la prevención de trastornos de ánimo y el equilibrio hormonal.

Vitamina K

La vitamina K ayuda a construir y mantener los huesos fuertes, la coagulación de la sangre y previene de las enfermedades de corazón. La ingesta correcta de esta vitamina desciende el riesgo de mortalidad cardiovascular.

El consumo de vitamina K lo logras con alimentos como los vegetales de hoja verde, brócoli, repollo, pescado o huevos en tu dieta te ayudarán a tener la vitamina K necesaria en tu organismo.

Vitamina B

Ayuda al metabolismo de la mujer, además, previene la fatiga y aumenta sus funciones cognitivas. También, las vitaminas favorecen el crecimiento y la energía en las células.

La mejor forma de introducirla en tu dieta es consumiendo productos de origen animal como los huevos, pescado, carne o lácteos.

Reaviva el brillo de tu cabello con acondicionador casero de aguacate y cambur

Existen muchas opciones en el mercado y empleando ingredientes de uso común en el hogar.

Te recomendamos en video: