Cómo puedes ayudar a una persona con ansiedad sin perderte en el intento

Uno no puede salvar a nadie, pero sí acompañarlo en su dolor.

No se habla lo suficiente de la salud mental. Deberíamos, todos, tener mucha más cultura de un tema que es tan importante. Creemos que la ansiedad es no tener ganas, ser débil, y hasta fingir.

Sin embargo, es una de las enfermedades más comunes y que destruyen sin que te des cuenta. ¿El problema? No solamente afecta a quien la padece, también a los que están a su alrededor.

depresión

Una persona con ansiedad suele irritarse con mucha facilidad, ser menos proactivo, y muy egoísta. Normalmente, están tan invadidos por sentimientos que no pueden controlar y no son receptivos a los problemas ajenos.

Las personas con depresión no necesitan consejos, necesitan terapia

Si estás cerca de alguien con depresión Manténte cerca, toma su mano y ama mucho.

¿Qué pasa con las personas a su alrededor?

Hay centros de salud, mayor información, y una cultura que desea impulsar más el apoyo a quienes padecen depresión. Lamentablemente, poco se habla de quienes viven con ellos. 

En qué punto puedes ayudarlos y cuándo te arrastran a ti también en su mundo de ansiedad. No es que te alejes así nada más o que dejes de tender la mano a tus seres queridos.

Pero hay un momento en donde debe existir la preocupación por uno mismo. Uno no puede salvar a nadie, no somos capaces de quitar esos sentimientos inherentes a la depresión para que avancen a quienes amamos.

familia tóxica

El problema es cuando llega un punto muerto en el que no podemos ayudar más a esa persona, y terminas perdiéndote a ti mismo. Por amor a no dejarlo solo, porque te juzgaran por no apoyarlo, por cientos de razones.

Pero, ¿quién vela por ti? Es en ese momento que no está mal tomar un paso atrás, y revaluar en dónde quieres y puedes seguir estando. 

Recibir tanta presión terminará por acabar con tu propia salud mental, y hará que crezca un sentimiento de resentimiento. Esto no es sano para nadie.

Te recomendamos en video: