5 hábitos tóxicos que evitan que puedas tener una relación estable

No permitas que tus hábitos tóxicos te lleven a relaciones infelices

Nadie comienza una relación pensando en hacer las cosas mal. A veces tenemos cierto hábitos tóxicos que nos llevan a comportamientos que afectan la relación.

Y aunque al final, ambas partes son responsables de sus actos, está en cada uno darse cuenta de lo que hace bien y lo que hace mal.

Si llevas un tiempo soltera, saltando de relación en relación y simplemente sientes que nada está funcionando bien con esa persona, quizá debas pensar si estás cayendo en alguno de estos hábitos:

No confiar en tu pareja

Sin confianza no puede haber una relación estable. Ya sea que pienses que tu pareja se irá en cualquier momento, o que te esté engañando con la primer persona que se cruce enfrente, no es una forma de vivir, para ninguno de los dos. Si bien todos mostramos cierto nivel de celos y desconfianza, no está bien manifestarlo con comportamientos tóxicos. Ante todo, recuerda que las cosas se hablan claras y de frente. Quizá tu pareja sea comprensiva con tus miedos e inseguridades pero no puedes esperar a manipularlo con esto.  Hagan de la confianza una prioridad, antes de que signifique un desastre para su relación.

Pelear por la misma cosa una y otra vez (y otra vez)

Muchas parejas tienen sus desacuerdos y hasta cierto punto, es sano discutir. Pero si estos se convierten en argumentos constantes, podría ser una señal de un problema subyacente. Si estás todo el tiempo sobre el mismo problema y lo sacas a flote cada vez que puedes, quiere decir que no están resolviendo las cosas como debería ser.  Debes dejar de discutir y resolver las cosas lo antes posible.

Dar por hecho que tu pareja siempre estará ahí

Sabes que tu pareja siempre contestará el teléfono cuando sientas que tienes que contarle tus problemas, que siempre te llevará a tu lugar favorito para cenar y que incluso despertará a tu lado al día siguiente como siempre. ¿Pero realmente significa que tienes una relación asegurada y estable? No.  Nunca des por hecho que esa persona permanecerá a tu lado por siempre ya que eso hace que la descuides. Entonces, encuentra una manera de expresar gratitud todos los días. Ambos tienen que dar, no sólo recibir. Haz que este sea un nuevo hábitos dentro de su relación.

Pasar demasiado tiempo en tu teléfono

A veces tanta tecnología hace que nos olvidemos de lo importante que es el contacto humanos en el mundo real. Aunque este punto parezca algo banal, en realidad es muy importante. Hacer de lado a tu pareja por estar viendo lo que hay en Instagram o respondiendo mensajes puede terminar por romper la relación. Y, sin embargo, tener una relación más estrecha con tu teléfono que con tu pareja no es algo bueno. Es importante concentrarse en el presente cuando están juntos. ¡No se olviden el contacto visual!

Enfocar tu atención en lo que pasa fuera de la relación

Sí, deberías tener una vida fuera de tu relación. Tener pasatiempos, tener amigos, hacer cosas sola o con tu familia. Pero no tengas el hábito de dirigir tu atención al 100 por ciento en otro lugar. Tienes que aprender a balancear las cosas y hacer espacio para ambas partes.  Tampoco puedes vivir viendo lo que hacen los demás. No hay peor hábito tóxico que estar comparando tu relación a tu pareja con otros.

Te recomendamos en video