Por esto es que tener más amigos hombres que mujeres puede ser mejor para tu salud mental

Hay mujeres que se entienden mejor con amistades del sexo opuesto

Para muchas personas es difícil entender las amistades entre hombres y mujeres. Y es que ante la clásica pregunta de "¿pueden las niñas y los hombres ser sólo amigos?", es fácil confundir las cosas.

Sin embargo, hay algo que nadie va a negar: tener amistades del sexo opuesto puede ser una aventura increíble en muchos sentidos. Sin dramas, sin problemas y sin preocupaciones por cosas banales como "¿por qué no me devolvió la llamada", "por qué no me invitaron a esa cosa", "¿por qué no me dijiste primero?". Tu amigos hombres te dejarán vivir tu vida sin tener que sentirte mal por ser como eres.

Estudios de la University of Basel  sugieren que, psicológicamente los hombres y las mujeres difieren en la forma en que procesan y expresan las emociones. Con la excepción de la ira, las mujeres experimentan las emociones más intensamente y comparten sus emociones más abiertamente con los demás. No es que sea ley, pero la mayoría de los hombres están ocupados riéndose de tonterías e ignorando las crueldades de la vida, la mayor parte del tiempo. Las mujeres en cambio, tendemos a estallar cuando algo no nos parece.

Simplemente son formas diferentes de lidiar con la vida. La verdad es que tener una mezcla de género en los grupos de amistad le da una perspectiva completamente nueva a la vida que quizás no sepa que se estaba perdiendo. Y si eres de las que tiene más tranquila teniendo más amigos hombres que mujeres, seguro te identificarás con estas razones.

Lealtad

Muchos hombres no se complican y seguro lo has notado en tus amigos. Pase lo que pase, siempre se respaldarán entre ellos, te ayudarán a salir de una mala situación, te prestarán dinero cuando lo necesitas sin hacer preguntas, estarán allí para recoger pedazos de tu corazón después de que te rompan el corazón y serán capaces de pasar por ti hasta el fin del mundo para desahogarte de los problemas de la vida. No es que tus amigas no lo hagan pero sabes que se siente diferente una "noche de chicos" con ellos.

No odian

Ahora esto funciona en diferentes sentidos. Nunca odiarán a alguien que odias solo porque los odias. Es como si no pudieran cargar con tanto peso en sus emociones. En realidad, no les importa si odias a alguien o amas a alguien. Tienen su código de conducta básico instalado en su cerebro. Esto es positivo porque nuevamente, sus estados de ánimo siempre son mejores y se aseguran de que el suyo también esté libre de odio. Eso sí, nada es más satisfactorio que esa amiga que "odia" a la persona que más odias, sólo porque la odias, ¿se entiende?.

 

 

Entienden cómo te sientes y no presionan

Las chicas que se llevan bien con los chicos aceptan las personalidades de ambos sexos. Los hombres pueden ser más distraídos que las mujeres pero tus amigos se dará cuenta de que hay algunas cosas de las que no quieres o no necesitas hablar y te dejarán. Esto no quiere decir que te den la espalda sino que simplemente dejarán que las cosas fluyan en tu cabeza, después harñan algo para que te sientas mejor, sin que te des cuenta.

Mentalidad masculina

Las mujeres que piensan más como hombres, por ejemplo las que son muy directas y orientadas a objetivos, pueden tener dificultades para ser amigas de otras mujeres. Los hombres también son más físicos y tienden a resolver sus emociones buscando soluciones y haciendo cosas. El daño es cuando los hombres siguen guardando todos sus sentimientos en el interior, dejándolos hervir a fuego lento, y potencialmente comerlos, eventualmente saliendo como ira. Hay enormes beneficios en expresar abiertamente tus pensamientos y emociones, en el contexto de una relación segura, y no dejar que te destruyan.

La pregunta del millón: ¿Pueden los hombres y mujeres heterosexuales ser "solo amigos"?

Las amistades no románticas entre hombres y mujeres no solo son posibles, sino comunes: después de todo, los hombres y las mujeres viven, trabajan y juegan lado a lado todos los días. Sin embargo, existe la posibilidad de que esta coexistencia platónica sea simplemente una fachada.

Estudios de la Universidad de Wisconsin sugieren que sí puede haber una amistad pero que la oportunidad de "romance" a menudo está al acecho, esperando saltar en el momento más inoportuno. Además existen grandes diferencias de género en la forma en que hombres y mujeres experimentan amistades del sexo opuesto ya que los hombres tienden a sentirse mucho más atraídos por sus amigas que viceversa.

Te recomendamos en video