La importancia de una lonchera saludable para los niños

¿Cómo generar buenos hábitos alimenticios desde la niñez? Acá te damos buenas ideas.

Una merienda para niños o adolescentes debe aportar entre el 10% y el 20% de las calorías diarias recomendadas, con estas cifras como punto de partida. Es claro que una lonchera saludable no reemplaza el desayuno o el almuerzo; sin embargo, es un complemento importante dentro de su alimentación.

Aunque es difícil de detectar cuando no se tiene una dieta saludable en los menores algunas de las consecuencias son como: pérdida de concentración, cansancio, hiper o hipoactividad, así como problemas en el rendimiento académico.

La importancia de una lonchera saludable para los niños:

La lonchera adecuada, no se debe considerar como un grupo de pasabocas o snacks. En realidad, es un complemento nutricional y su principal objetivo es brindar hidratación, energía y facilitar funciones de formación y regulación metabólica.

Se recomienda agregar agua o una bebida de zumo de fruta natural, sin adición de azúcar. Una porción de pollo, jamón o queso, que sean bajos en grasa, también puede contener un emparedado o un wrap. Es importante agregar fruta, por ejemplo un banano, manzana o fruta picada como papaya y melón.

Según Oscar Mauricio Guerrero, Director Médico de Emermédica, las calorías diarias que deben ingerir en promedio son: niños de 4 a 8 años, de 1.400 a 1.800 calorías; 9 a 13 años, 1.800 a 2.600; 14 a 18 años, 2.200 a 3.200 calorías. Y agregó que el consumo de líquidos en niños y adolescentes varía según diferentes factores. Sin embargo, se espera que los niños entre los 4 y 10 años ingieran entre 1 y 1,5 litros al día, y desde los 11 años en adelante, entre 1,5 y 2,5 litros al día.

En jornadas escolares de medio tiempo (hasta 6 horas) se aconseja una merienda; con las características descritas anteriormente. En jornadas únicas (8 a 9 horas), se debe tomar la merienda a media mañana y el almuerzo al mediodía. En estas últimas jornadas, no es recomendable tomar dos meriendas en vez del almuerzo; ya que éste es una comida principal y no se puede reemplazar.

“No todos los alimentos procesados son perjudiciales para la salud. Es el caso de algunos panes, pastas, semillas, frutas, lácteos, carnes y pescados conservados, entre otros. La recomendación es no abusar de su uso y emplearlos en las porciones adecuadas y mezclarlos con los alimentos idóneos”, informó el director.

La chef de 80’s Resto Bar, Nathalie Alba, ha elaborado una lista de alternativas para loncheras saludables para todo un mes, dar click aquí.

Te mostramos en video: