La crisis de los 30, sus síntomas y cómo combatirla

Levántate a diario con una sonrisa, buena energía y busca frases positivas que te hagan sentir mejor contigo misma.

Los 30 años es para algunas mujeres un momento crítico, pero que al verle el lado positivo cambiará tu perspectiva de llegar al “tercer piso”.

Cumplir 30 implica haber logrado metas y objetivos que nos hemos propuesto en el transcurso de nuestra vida. Tener una carrera profesional exitosa, vivienda propia, una pareja estable y hasta un hogar con hijos, estos son algunos que tal vez muchas mujeres desean haber cumplido al momento de llegar a ésta edad.

Te presentamos algunos de los síntomas de la crisis de los 30:

– Tomas conciencia de absolutamente todo.

– Te das cuenta de cuantos momentos y experiencias desaprovechaste cuando apenas tenías 20.

– Piensas que estrás a un paso los 40 y que no has cumplido ni la mitad de lo que te propusiste.

– Comparas tu vida con la vida de tus amigas y conocidas. Eso te deprime un poco y te da ansiedad.

– Te cuestionas si realmente has valorado tu vida, las personas que te rodean y los momentos que has dejado de vivir con ellas.

– Lo primero que se te viene a la cabeza, casi a diario es, ¿realmente soy feliz con quién soy y con lo que tengo?

– Comienzas a cambiar tu estilo de vida, comes más sano, haces algo de ejercicio, empiezas a decirle “no” a las fiestas y rechazas citas con personas que antes considerabas podrían llegar a ser la pareja ideal y para el resto de la vida.

– Te decepcionas por casi todo lo que has hecho, tanto en tu vida profesional, como en tu vida personal y empiezas a decirte a ti misma: “No soy capaz de lograrlo”, “no soy buena para lo que hago”.

– Comienzas a comprar más cosas de lo normal, cremas anti edad, ropa que no te haga ver mayor, cambias tu look constantemente y hasta piensas en hacerte uno que otro retoque en el quirófano.

Tips para combatir la crisis de los 30 años:

–Comienza a pensar en ti, cuida tu cuerpo, has ejercicio, come un poco más saludable, pero no te excedas. Darte uno que otro gustico en la comida, siempre será una satisfacción para el cuerpo y para el alma.

– Si tienes pareja arma planes que puedan disfrutar los dos. Si por el contrario estás soltera, no te niegues la oportunidad de conocer personas nuevas.

– Levántate a diario con una sonrisa, buena energía y busca frases positivas que te hagan sentir mejor contigo misma.

– Como la etapa de los 30 es un momento de construcción de personalidad es importante que hagas una lista de los pros y los contra que tuviste en tu época de adolescencia y en tus 20, esto hará que los errores cometidos que te sirvieron como aprendizaje no vuelvan a aparecer.

– Busca testimonios de personas cercanas a ti que ya hayan atravesado por ésta etapa. Pregúntales cómo fue su proceso de transición de los 20 a los 30 y pídeles consejos constructivos para tu vida.

– No dejes las salidas de lado, quizás no sean tan frecuentes como antes, pero tener algunas escapadas de la rutina te harán concentrarte mejor en los objetivos que tengas pensados para tu nueva “Yo”.

– Ten claro que no eres una persona que deba cumplir con todos los estereotipos creados por la sociedad, asumir que tu vida está en constante cambio es lo mejor que puedes hacer.

– Aprende a llevar los problemas con calma y siempre ten planes de contingencia por si algo no funciona tal cual lo habías planeado.

Te recomendamos en video: