Nutrióloga ofrece 5 consejos para la hora de la cena

Baja de peso con sencillos recomendaciones de un experto.

Sin estás buscando diferentes alternativas para bajar de peso y hasta ahora son pocas las opciones que has encontrado que te ayuden a lograr el objetivo, te presentamos las recomendaciones de la nutrióloga Mihelle Abud, quien en sus redes sociales precisa cinco alternativas a considerar a la hora de cenar y te las presentamos a continuación.

Trata de no cenar muy tarde

El "no muy tarde" es relativo. Puede que para algunos funcione el cenar a las 8 de la noche, pero para otros, como los médicos, mamás lactando o estudiantes que se tienen que dormir muy tarde o despertar, cenar a las 8pm o tener una última comida a esa hora simplemente no es una opción y para ellos puede que su última comida termine siendo a las 12 de la madrugada.

Los alimentos no tienen más calorías o menos dependiendo la hora del día

El organismo, por efectos hormonales y químicos que favorecen la conciliación del sueño, hacen que el metabolismo se haga un poco más lento, pero si no excedes tus calorías no habrá problemas. Por supuesto, no existen las verdades absolutas y hay personas a quienes les afectará más que a otras, pero siempre que esto sea la excepción y no la regla no habrá problemas. Hay ciertos alimentos, aún en su estado más natural, que igual vale la pena evitar a horas muy tardes del día. Como regla general, trata de cenar por lo menos 2 horas antes de ir a la cama.

Si no entrenaste tarde o si no entrenas muy intenso evita carbohidratos

Evita comer en horas de la noche carbohidratos como: Arroz, trigo, farro, pan, pasta, avena, yuca, papa, etc. Cena muchos carbohidratos fibrosos como los vegetales. Mientras más colores veas en tu plato a base de ellos, mejor. Sobre todo, cuando buscas perder grasa.

Incluye proteínas

Procura siempre incluir una buena fuente de proteína, animal o vegetal. Como: pollo, pescado, cerdo, pavo, atún, huevo, legumbres, mariscos, etc.

Haz todo lo posible por NO comer al ojo por ciento

Medir tus porciones es primordial para avanzar. No tendrás que pasarte la vida midiendo, así como tampoco recomiendo y ni yo misma cuento calorías. Aprende a reconocer tus porciones y una vez creas el hábito ya sabrás identificar por como se ve y cómo te sientes de satisfecho cuál es tu porción. Mide tus porciones de cada grupo nutricional, incluyendo las grasas.

Una sola cucharada de aceite de oliva tiene unas 120 calorías. A veces saturamos las comidas de aceite de oliva sólo por creerlo súper sano y consumimos hasta 240 calorías que no necesitamos y luego no entendemos por qué no avanzamos. Recuerden que con comida sana también se engorda.

 

Te recomendamos en video: