¿Qué es la geometría sagrada y cómo puede ordenar tu vida?

La repetición, presente en la naturaleza y nuestro interior, nos ha acompañado a lo largo de la historia de la humanidad. Patrones y formas que vemos en plantas, microbios, células y nubes, pueden ser esenciales para ordenar nuestras casas y vidas.

El arte, la arquitectura y hasta la meditación han replicado la perfección de la naturaleza. Aquellas formas, proporciones y organizaciones que somos capaces de ver en plantas, estrellas y nuestro organismo, han servido para darnos pistas sobre cómo pensar y ordenar espacios y pensamientos.

Griegos, egipcios, cristianos y budistas. Una serie de civilizaciones y religiones se han dedicado ha observar esos patrones y formas geométricas que inundan el planeta: de una célula de panal de abejas con sus deslumbrantes hexágonos hasta el espiral de la caparazón de un caracol.

Son estas repeticiones las que más tarde se transformaron en matemáticas, fórmulas y símbolos que los antiguos pueblos ocuparon para construir localidades completas. Y no es por nada; es la misma ciencia la que ha comprobado que la repetición de formas moleculares también está presente en estructuras icónicas de la construcción humana: pirámides, el Partenón, y los templos de nuestra región.

Amparo Pazán, diseñadora de ambientes, encargada de ejercer de manera más sentida su profesión, explica la geometría sagrada como “las matrices con medidas específicas que representan el orden del universo”. Nos explica que es sagrada, porque es lo que vemos en la naturaleza exterior y en nuestro propio cuerpo. “Sigue los mismos patrones visuales del microcosmos -átomo-, como en el macrocosmos -galaxia-. Es decir, tenemos la misma geometría del universo. Como dicen, ‘somos polvo de estrellas’, aunque yo diría ‘somos geometría universal’”.

La importante lección que cada signo del zodiaco aprenderá en agosto

El mes de agosto tiene un mensaje especial para tu signo del zodiaco

Pero, ¿influye en nuestra vida esta información? Conceptos como el cubo de Metatrón, los sólidos platónicos, la zona áurea, la vesica piscis, el espiral, los toroides, entre otros, podrían tener uno que otro aporte en nuestra vida.

“La geometría sagrada influye de manera muy positiva, porque mediante sus patrones y matrices podemos recordar un propósito específico por medio de la visualización o meditación”, comenta Amparo, asegurando que en nuestro hogar se eleva la vibración de los espacios por medio de la forma, el color y, aún más, el propósito con el que fue diseñado. “Tú quieres un propósito y nuestra geometría lo tiene”, dice. “Así entran en ley de resonancia encontrándose el propósito con el fin. Esto es lo que llamo ley de atracción y lo hacemos usando los códigos sagrados”, los que ella misma diseña para cada hogar.

Esta práctica ha influido bastante en la ingeniería y la ciencia, pero conviene preguntarse cómo adaptarla a nuestro día a día. Hacernos conscientes de la existencia de estos patrones nos da una mayor compresión espacial y aumenta nuestra capacidad visual. La imaginación alcanza nuevos niveles y nos invita a reentender dimensiones y perspectivas, cualidades indispensables para afinar tu ojo respecto a la decoración.

También puede ser un gran aliado para la meditación. Los mandalas representan tanto el mundo universal como el interno, así que es una gran opción aprovechar estas figuras para concentrarnos en la reflexión, gracias a estos mantras visuales que son las repeticiones.

Una vez que abrazamos la geometría sagrada, nos será mucho más sencillo ser personas apreciativas de la naturaleza y la evolución. Es fascinante descubrir cómo construcciones hechas por la humanidad, a lo largo de su historia, repiten ciertas formas básicas como si se tratara de un ordenamiento casi divino.

Esta clase de informaciones activan nuestro cerebro. Si por una parte tenemos el lado izquierdo, que invita a la lógica, lo práctico y lo técnico; el derecho nos invita a la creatividad y la intuición. La gracia de la geometría sagrada es que involucra todas estas características, haciendo que nuestro cerebro trabaje de forma conjunta, entrenando ambos hemisferios.

Así influirán los planetas en cada signo del zodiaco en agosto

Cualquiera que sea el tránsito de los planetas, advierten temporadas claves de aprendizajes, lecciones, así como desafíos, a través de los cambios

Atrae luz

“Podemos aplicar la geometría sagrada gracias a la imagen. Por ejemplo: para la entrada de la casa, recomiendo trabajar con el merkaba en la puerta, que es una estrella de luz. Eso ayuda a decretar que en tu casa manda la luz. Esta geometría activa la luz de tu hogar y, donde abunda ésta, no hay oscuridad, por lo que trabaja a modo de protección”, explica la diseñadora, que también fabrica muebles, además de diseñar ambientes.

“En la oficina, donde circula más gente y sentimos que estamos en un espacio de posible conflicto, podemos trabajar con la flor de lis, una geometría que recuerda la paz y borra las memorias del dolor”, agrega.

Para quienes se encuentren interesadas en esta práctica, tanto del diseño como del esoterismo, Amparo considera importante tener claro qué te gustaría potenciar o trabajar, y para eso es clave saber qué quieres. Esa información, puede ayudarte a construir un código sagrado que ayude a recordar tu propósito.

“Vemos muchos clientes que, al tener geometría en su hogar, empiezan a hacer cambios de pintura, de muebles, todo gracias a que la geometría entrega orden y belleza, entonces entramos en su sintonía”. Como recomendación final, Pazán invita a observar la naturaleza y ver que en ella están todas las geometrías más bellas, esas que van a conectar con tu alma, entendiendo que la geometría sagrada está en todo lo que observamos y somos.

Te recomendamos en video