No permitas que la sociedad critique tu cuerpo

Tu cuerpo es tuyo y de nadie más

Enfrentémoslo, no es fácil ser mujer en una sociedad que pone mucho énfasis en nuestra apariencia física. Somos constantemente bombardeadas con imágenes y mensajes sobre cómo debemos vernos para ser consideradas hermosas. Imágenes y mensajes que nos dicen que tenemos que ser más delgadas o con curvas de infarto, más altas o más pequeñas y delicadas, con bronceado perfecto o tez clara sin un rasguño,  con labios más gruesos o más delgados… Los estándares a cumplir exigen demasiado de nuestras cuerpos y ¿sabes qué? es agotador.

Además de estos mensajes, también tenemos que tratar con las opiniones de otras personas, porque todo el mundo tiene siempre algo que opinar. Con todo ese bombardeo, aprender a amar nuestros cuerpos se vuelve bastante difícil porque bueno, estamos siempre a la expectativa del "qué dirán".

Esto es lo que nadie dice sobre romper con alguien a quien amó mucho

Romper con alguien a quien amas puede ser el golpe más doloroso

A veces, somos nuestros propios peores enemigos. A veces, somos nuestros mejores amigos y más grandes fans pero llegar a este punto no es fácil. La forma en que vemos nuestros cuerpos tiene un gran impacto en nuestras vidas así que aprovecha cada día para ver aquello que te haga sentir hermosa, no importa lo que los demás digan.

Hoy y todos los días, cada vez que te observes en el espejo, busca aquellas "imperfecciones" que te hagan perfecta. No importa lo alta o baja que seas. No importa si te salió un grano en la punta de la nariz o si tu cabello es un desastre universal. No importa si tienes estrías o si tus muslos son más anchos que los de esa chica que viste en la portada de una revista. No importa cuántas cicatrices o manchas tengas en tu cuerpo; piensa que es un bello lienzo en el que el universo trazó los rasgos que te hacen ser tan única.

Sé lo que se siente mirarte en el espejo y luchar contra tus pensamientos, deseando ser más parecida a esa mujer que todos consideran sexy, simpática y hermosa. Sé lo que se siente mirarte de pies a cabeza sin poder ver ningún destello de tu propia belleza. Pero debes dejar de ser tan dura contigo misma.

¿Por qué perder el tiempo preocupándote por tu figura, pensando que nada de ti es normal, cuando puedes dedicarte las palabras más bonitas que te hagan sonreír?

Aprende a soltar tus miedos y arrepentimientos y tendrás una vida más feliz

Es momento de darle un giro a tu vida y encontrar la felicidad

Es momento de que hagas un verdadero esfuerzo para amar tu cuerpo y dejar que lo que otros digan influyan en lo que eres. No necesitas validación de nadie más que de ti misma.

 

Amar a tu cuerpo significa cuidarte a ti misma. Amar tu cuerpo significa aceptar tu talla. Amar a tu cuerpo significa dejar de preocuparte por lo que otros dirán de él. Amar a tu cuerpo significa mirarte en el espejo y ver todos los atributos que amas de ti misma.

Deja de declararte la guerra. Eres lo suficientemente hermosa, lo suficientemente inteligente e interesante. Mereces todo el amor del mundo, comienza por amarte haciendo de lado lo que otros opinen sobre tu cuerpo.

Te recomendamos