Previene un ataque al corazón reduciendo la ingesta de 300 calorías diarias

Este régimen alimenticio permitió que pudieran bajar entre 10% y 15% de su peso, del cual el 71% era grasa

Insólito, pero cierto. Una investigación reciente reveló que la reducción de al menos 300 calorías diarias, en personas con sobrepeso e, incluso, delgadas, significa una mejora importante en indicadores de dolencias graves como la diabetes o los infartos.

La investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, y en donde se le hizo seguimiento durante dos años a un grupo de 218 pacientes, encontró que esa pequeña disminución en la ingesta diaria de 300 calorías mejoró los niveles de colesterol, presión arterial, azúcar en la sangre y otros indicadores claves en la prevención de enfermedades serias.

“Hay algo acerca de la restricción calórica, algún mecanismo que todavía no entendemos que produce estas mejorías”, aseguró el cardiólogo William Kraus, profesor en la Universidad de Duke.

La investigación abrió las puertas para intentar descubrir, en poco tiempo, cuál puede ser esa “señal metabólica o molécula mágica” que relaciona la pérdida de peso con ciertas enfermedades.

Durante la investigación los participantes consumieron tres comidas al día, en las que debían disminuir una cuarta parte de sus calorías acostumbradas.

Además, se les pidió que mantuvieran esa reducción del 25% en su ingesta de calorías durante dos años. Este régimen alimenticio permitió que pudieran bajar entre 10% y 15% de su peso, del cual el 71% era grasa.

Pero, lo más importante es que los participantes también mostraron una reducción en las mediciones biológicas de inflamación crónica relacionada con enfermedades del corazón, cáncer y disminución de habilidades cognitivas.

Esta disminución representó “numerosas mejoras en indicadores que miden el riesgo de enfermedades metabólicas”, dijeron los investigadores.

Tres factores que provocan los coágulos de sangre durante la menstruación

Los médicos aseguran que es normal, sino está acompañada de otros síntomas.