Así es como puedes aprender a estar sola sin sentirte incómoda

Estar sola no es el fin del mundo

La sociedad nos ha hecho creer que necesitamos estar acompañadas para sentirnos felices y satisfechas con la vida. Nos hacen creer que estar sola es una desgracia e incluso llegamos a verlo como algo vergonzoso. Pero realmente, cuántas veces no te ha venido a la mente esa frase que dice que "es mejor estar sola que mal acompañada"?

A medida que envejecemos, empezamos a temerle a la soledad y al silencio. Nos hacemos a la idea de que no somos nadie si no hablamos con alguien, si nadie comenta nuestras redes o si nadie está alrededor para atestiguar nuestra existencia.

Estar sola no es el fin del mundo y por "estar sola" no me refiero solamente a no tener una pareja sino a pasar tiempo a solas porque sí. ¡A veces es necesario! El problema es que la sociedad lo hace ver como algo malo y de verdad te lo digo, no lo es.

A veces no tendrás otra opción más que estar sola ¿y qué harás? ¿Te quedarás en un rincón llorando? No. Tienes que aprender a enfrentarlo y abrazarlo. Así que aquí te dejo algunos consejos para que aprendas a estar sola sin sentirte extraña.

Comienza con poco

Aprender a estar sola no es fácil y toma tiempo. No te obligues a pasar una tarde a solas antes de tomarte un tiempo para evaluarte. No tienes que ir desde el primer día a un restaurante sola ni tampoco al cine. Todo es poco a poco. Comienza simplemente poniendo tu móvil en silencio o boca abajo mientras ves una película en Netflix. Serán sólo un par de horas en las que poco a poco irás dejando de pensar en todo lo que te preocupa de tus redes sociales y contactos..

Ir por un café sin compañía y quedarte a tomarlo ahí

Seguro cuando has pasado al Starbucks por un café, has visto con cierta "lástima" a quienes están sentados solos, tomando su café. Bueno, pues es momento de que tú lo hagas. Ve por tu café favorito y siéntate pero no uses tu celular ni computadora; en su lugar, lleva un buen libro o un diario y ponte a leer/escribir. Relájate y disfruta de tus propios pensamientos. Pronto olvidarás que estás ahí sola ¡y no será nada malo!

Carga siempre con un diario 

Este es momento para desprenderte del Internet y de todo lo que implican las redes sociales. Un diario te ayudará a sumergirte en tus pensamientos y te ayudará a explorar tu creatividad. Es como regresar a antes de que existieran las redes sociales. Sí, compartir tus sentimientos y pensamientos en Internet puede ser reconfortante pero solo por unos instantes. ¿De qué sirve sentir que todos lo ven si sólo es por unos momentos? Lo mejor es que escribas todo en un diario y te los quedes para ti. Cuando te sientas sola, mira las cosas que escribes y te sentirás mejor. Puedes llevar tu diario al parque o al café. Te mantendrá ocupada y olvidarás que estás sola.  ¡Es una gran terapia!

Ordena una mesa para uno

El siguiente paso es ir a un restaurante y pedir mesa para ti sola. Ve a tu lugar favorito, siéntate y pónte cómoda. Pide tu platillo favorito y date el gusto de algo dulce al final. Estar ahí sola te permitirá darte cuenta de saborear lo que comes, sin distracciones. Te permitirá experimentar sabores nuevos y disfrutar desde una perspectiva diferente. Te darás cuenta de cuántas personas hacen lo mismo ¡y no pasa nada! El mundo seguirá si tú te sientas sola a comer. Es una experiencia que debes vivir.

Te recomendamos en video