5 conductas destructivas que no deberían aparecer en una relación de pareja

Una relación de pareja jamás se construye bajo estos comportamientos

Hay miles de razones por las que las relaciones fallan, pero hay cinco comportamientos que pueden llevar a los problemas más grave en la relación. Tener desacuerdos es normal pero no puede convertirse en una constante que implique sentimientos negativos constantes. .

Si bien puede ser difícil reconocer los signos de una relación tóxica al momento, es importante retroceder de vez en cuando y evaluar si realmente eres feliz con la forma de llevar las situaciones con tu pareja.

La agresión "pasiva" y los celos son cosas que muchas veces pasamos por alto y peor aún que excusamos para no hacer ver al otro como un salvaje que nos violenta.

Aquí te dejamos algunas conductas que no deberían existir en una relación de pareja sana.

El chantaje emocional

Cuando algo no te parece de tu pareja y recurre al chantaje, terminas amenazando toda la relación. Entonces, en lugar de decirle “quisiera que fueras más romántico conmigo”, en realidad estás diciendo “no puedo estar con alguien que no me ame todo el tiempo” (¿de verdad crees que el que no te de flores o mimos todo el tiempo, significa que no te quiere?). Es fundamental que ambos entiendan que los sentimientos negativos deben comunicarse abiertamente sin que esto termine rompiendo el vínculo que tienen. No reclames por cosas insignificantes ni tampoco recurras a culpabilizar o hacer sentir mal al otro.  Es  normal disgustarte con tu pareja o que haya cosas de ella que no te agraden pero recuerda que esto no necesariamente es un motivo para terminar una relación, al contrario, lo importante está en aceptarse y complementarse.

Co dependencia

La co dependencia es quizá uno de los comportamientos más tóxicos que hay en una relación. Hay personas que no son capaces de dejar una relación porque creen que necesitan del otro para existir. Muchas personas prefieren estar con esa persona, no importa si implica soportar comportamientos tóxicos o falta de crecimiento, en vez de estar solas. El problema no sólo es si la otra persona también es co dependiente sino si se siente obligado a estar contigo, debido a tu co-dependencia.

La razón por la que una decepción duele tanto

La decepción puede ser provocada por muchas situaciones que no esperábamos

Ignorar

Esta es una de las conductas más destructivas que existen. Pasar por alto a la otra persona cuando surge algún conflicto o discusión se convierte en una conducta tóxica. Puede ser una forma de humillación y agresión que a largo plazo se deriva en problemas de autoestima y confianza.

Querer toda la atención para ti (y viceversa) 

En una relación sana, ambas personas necesitan su turno para ser el apoyo y el apoyo. En una relación tóxica, incluso si eres el que necesita apoyo, el enfoque siempre estará en la otra persona. Conversaciones como "Amor, sé que estás realmente enfermo y no puedes levantarte de la cama, pero es muy estresante para mí porque ahora tengo que ir a la fiesta yo sola" o "amor, sé que quedamos de ir juntos pero siento que no te importa que me haya enojado en el trabajo y me sienta estresada" no deberían ser una constante para querer que el otro concentre toda su atención en ti.

No esforzarse nunca

Es cierto que debemos mantenernos sinceros frente a nuestra pareja pero a veces también es necesario ceder (y ojo, por ceder no nos referimos a "aguantar o quedarse callada") Por ejemplo, si nuestra pareja nos está pidiendo que le acompañemos a un evento, aunque no nos apetezca demasiado, podemos hacer el esfuerzo. Del mismo modo, es necesario que otras veces sea nuestra pareja la que nos corresponda. En este sentido, demostramos con acciones que amamos a la otra persona y que a veces, no nos importa sacrificarnos. Sin embargo, cuando esta deja de ser nuestra forma de actuar, hay un problema. Estar físicamente presente en una relación no significa que se haga una inversión real. Hacer cosas por separado a veces es saludable, pero no en exceso.

 

Te recomendamos en video