La falta de intimidad no solo te produce mal humor, también es un imán para la gripe

El sexo colabora en el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

La falta de intimidad y de sexo no solo produce mal humor e irritación en las mujeres. Las consecuencias van más allá. Estudios recientes han revelado, que la ausencia de relaciones sexuales también afecta tu salud, y es un imán para atraer las gripes y resfriados.

Los estudios han determinado que la actividad sexual regular (al menos tres veces a la semana) mejora la producción de glóbulos blancos que refuerzan el sistema inmune y aumenta la producción de inmunoglobulina en un 30%, por lo que mejora la respuesta ante enfermedades respiratorias.

Te presentamos los principales problemas de salud que puede generar la abstinencia sexual:

Resfríos y gripe

El sexo colabora en el buen funcionamiento del sistema inmunológico por lo que las defensas se debilitan ante la ausencia del mismo y se suelen padecer más enfermedades respiratorias. La actividad sexual regular de al menos dos o tres veces a la semana.

Sin brillo en la piel

Con las relaciones sexuales los poros de la piel se abren y se eliminan toxinas. Cuando la frecuencia del coito disminuye la reducción de impurezas también lo hace, lo que da lugar a que el rostro pierda su brillo natural y aparezca más acné de lo habitual.

Más infecciones urinarias

La falta de actividad sexual puede derivar en complicaciones de este tipo. Además, en el caso de las mujeres puede causar resequedad y en el de los hombres problemas con la próstata.

Apatía y depresión

El cuerpo emite gran cantidad de hormonas durante el sexo que hacen aumentar la autoestima. Ante la falta de éste se incrementa el mal humor, la irritabilidad y la inseguridad.

El corazón se resiente

Aunque existe la creencia que la actividad sexual aumenta las complicaciones derivadas del esfuerzo en las personas con enfermedades cardiovasculares, tiene una relación inversamente proporcional con la presencia de patología cardiovascular: a menor frecuencia de relaciones, más enfermedad. Por otro lado, aumenta la presión arterial.

Falta de sueño e insomnio

Conciliar el sueño puede ser más complicado sin la presencia de hormonas como la oxitocina, la vasopresina, la norepinefrina, la serotonina y la prolactina, que se liberan durante el orgasmo.

Te recomendamos en video: