Tercera edad: averigua qué alimentos debes consumir para tener los nutrientes necesarios

Pasan los años y el cuerpo necesita otros alimentos que quizás antes no eran importantes. Conoce aquí cuáles son

Toda nuestra vida nos hemos alimentado pensando en lograr un buen equilibrio. Sin embargo, a medida que pasan los años, nuestro requerimiento de nutrientes cambia, por lo que aquellas comidas que antes no eran importantes hoy sí lo son.

La nutricionista de Clínica Indisa, Dana Bortnick, explica que "algunos de los nutrientes que más pueden faltar, una vez cumplidos los 60 años, son las proteínas, el calcio, el hierro y la vitamina D".

¿Cuál es su función y cómo podemos incorporarlos en nuestra dieta?

Según explica, el consumo de proteínas es fundamental en personas de la tercera edad, debido a que tienen una pérdida de masa muscular progresiva y su musculatura requiere de estas para formarse y repararse. "Es fundamental consumir un aporte adecuado de proteínas de buena calidad, como las que provienen de carne, huevo y lácteos", dice.

También indica que el calcio se puede encontrar principalmente en productos lácteos. Este mineral, sostiene la nutricionista, "es clave para la salud ósea y el buen funcionamiento del sistema nervioso".

Por otro lado, aclara que "el hierro se puede obtener de alimentos de origen animal, como las carnes, y de vegetales como la alcachofa y la acelga. Estas últimas, de preferencia, se deben consumir con limón, ya que el contenido de vitamina C nos ayudará a absorber de mejor manera el hierro".

Finalmente, indica que un buen equilibrio contempla el consumo de vitamina D. Según detalla, esta nos ayuda para el buen funcionamiento de los músculos, el sistema nervioso e inmune. "También apoya la absorción de calcio", remarca.

Dana Bortnick sostiene que "aproximadamente el 80% de nuestras necesidades son cubiertas con la exposición al sol". Por eso, recomienda tener, al menos, 30 minutos diarios de exposición directa a la luz solar.

"El 20% se complementa a través de la dieta. Buenas fuentes de vitamina D son los pescados, champiñones y hongos", agrega.

Recomendaciones

Cada paciente tiene una realidad distinta, la especialista aconseja "mantener una dieta saludable y balanceada. Esto, con el fin de obtener los nutrientes que necesitamos y no requerir suplementación".

En caso de tener dudas, consulta con un profesional.