Cinco beneficios que el amor tiene sobre nuestra salud

Las emociones sanan y existe evidencia científica que lo respalda.

El amor es la más poderosa emoción. Y sus efectos sobre nuestro organismo son estudiados por la ciencia. Existen algunas evidencias que estar enamorado mejora nuestra salud de forma significativa. Pues, tiene impacto en la producción de hormonas de la felicidad: oxitocina, dopamina y serotonina.

La doctora Maribel Lizarzábal García explica, en su blog, “el amor puede reducir tus niveles de cortisol, lo que podría mejorar tus sentimientos de autoestima”. Cita una investigación de 2016, cuyos participantes estaban descontentos con su apariencia física debido a que tenían niveles más altos de cortisol.

La experta señala que “las emociones son procesos fisiológicos que afectan a nuestros líquidos internos y a todos los órganos y sistemas de nuestro organismo”. Por ello, enumera los beneficios más conocidos que amar tiene sobre nuestra salud.

Reduce la presión arterial

“El amor dilata los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir la presión arterial y protege el corazón”, afirma Lizarzábal García. Detalla este efecto se da cuando con cualquier demostración de cariño, pues aumenta tu ritmo cardíaco de una manera que dilata sus vasos sanguíneos y aumenta el flujo sanguíneo. “Significa entonces que amar es bueno para el corazón, literal y metafóricamente”, refiere la doctora.

Antiestrés

La producción de serotonina aumenta y disminuye la generación de cortisol, que es la hormona asociada al estrés. Los altos niveles del cortisol provocan daños en nuestras neuronas, el sistema cardiovascular, el tejido óseo, el tejido muscular y el sistema inmunológico.

Fortalece nuestras defensas

“El amor estimula el estado de ánimo y este a su vez al sistema inmunológico, a través sustancias químicas que se producen en nuestro cuerpo”, indica la doctora. En ese proceso, se activa el sistema de defensa de nuestro organismo, conformado por glóbulos blancos como linfocitos T, fagocitos y macrófagos, entre otros.

Menos ansiedad

Según Lizarzábal García “no hay algo que te ayude más a calmarte que un beso, un fuerte abrazo, un poco de afecto, aún sin palabras”. Científicamente se comprobó que la oxitocina, una de las hormonas de la felicidad, disminuye la ansiedad y aumenta la relajación y el bienestar.

Regula los triglicéridos y el colesterol

La experta hace referencia a un estudio de 2009, “donde se encontró que las parejas que aumentaron la frecuencia de los besos románticos experimentaron una mejoría en su colesterol sérico total”. Señala que mantener el colesterol bajo disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Cuatro estrategias para superar la ansiedad social

Una psicóloga nos ofrece el camino para no fracasar en un evento.

Te recomendamos en video